ENLACES

[QckC] [MSI] [Lo Nuevo] [Madres Solas] [SUTESUAEM - Noticias] [Previsión Social] [Ciencias Económico Administrativas]
[
Educación a Distancia] [
Ciencias Sociales] [Ciencias de la Informaci
ón] [México Historia y Cultura]
[Materias de Estudio] [SPCU] [Diplomado SPC] [Documentos SPC] [Foro Permanente SPC] [Enlaces SPC] [Enlaces]

[
Joseacontrera's Blog] [Propósito] [Viajeros] [Mis Viajes] [Fotos] [Música] [Deportes] [Correo] [Curriculum] [Godaddy]


NOTICIAS
[México] [Emprendedores] [SUTESUAEM] [Edomex] [Estados] [Prensa Educativa] [Universities] [Empleo]
[
Trabajo y Sindicatos] [Latinoam
érica] [Estados Unidos] [Unión Europea] [Asia] [África]
[
Joseacontreras Diario] [Derechos Humanos Diario]



Día Internacional de la Mujer 2011.

Asociación de Madres Solteras y Grupos Vulnerables para el Desarrollo Social \\\\\\\\\\\\\\\"Por un Trato más digno Yo Madre Soltera Aquí Estoy A.C.\\\\\\\\\\\\\\\" ¡Visita la página de Madres Solas Aquí! Más »

Entrega de Silla de Ruedas.

Asociación de Madres Solteras y Grupos Vulnerables para el Desarrollo Social \\\\\\\\\\\\\\\"Por un Trato más digno Yo Madre Soltera Aquí Estoy A.C.\\\\\\\\\\\\\\\" ¡Visita la página de Madres Solas Aquí! Más »

Compartiendo con nuestras socias y socios de la tercera edad de Molino Abajo, Temoaya, Estado de México.

Asociación de Madres Solteras y Grupos Vulnerables para el Desarrollo Social \\\\\\\\\\\\\\\"Por un Trato más digno Yo Madre Soltera Aquí Estoy A.C.\\\\\\\\\\\\\\\" ¡Visita la página de Madres Solas Aquí! Más »

Entrega de Reconocimiento a la labor de Gabriela Goldsmith Presidenta de \\\\\\\\

Asociación de Madres Solteras y Grupos Vulnerables para el Desarrollo Social \\\\\\\\\\\\\\\"Por un Trato más digno Yo Madre Soltera Aquí Estoy A.C.\\\\\\\\\\\\\\\" ¡Visita la página de \\\\\\\\\\\\\\\"Código Ayuda A.C.” Aquí! Más »

Día de la Niñez 2011 con nuestras socias y socios de San Lorenzo Tepaltitlán, Toluca, Estado de México.

Asociación de Madres Solteras y Grupos Vulnerables para el Desarrollo Social \\\\\\\\\\\\\\\"Por un Trato más digno Yo Madre Soltera Aquí Estoy A.C.\\\\\\\\\\\\\\\" ¡Visita la página de Madres Solas Aquí! Más »

Entrega de Silla de Ruedas.

Asociación de Madres Solteras y Grupos Vulnerables para el Desarrollo Social \\\\\\\\\\\\\\\"Por un Trato más digno Yo Madre Soltera Aquí Estoy A.C.\\\\\\\\\\\\\\\" ¡Visita la página de Madres Solas Aquí! Más »

Participación en la campaña “Yo Me Declaro Defensor” de los Defensores de Derechos Humanos por la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU Navy Pillay.

Asociación de Madres Solteras y Grupos Vulnerables para el Desarrollo Social \\\\\\\\\\\\\\\"Por un Trato más digno Yo Madre Soltera Aquí Estoy A.C.\\\\\\\\\\\\\\\" ¡Visita la página de Madres Solas Aquí! Más »

Entrega de Reconocimiento al Lic. Enrique Peña Nieto por su apoyo como gobernador a los grupos vulnerables de nuestra Asociación.

Asociación de Madres Solteras y Grupos Vulnerables para el Desarrollo Social \\\\\\\\\\\\\\\"Por un Trato más digno Yo Madre Soltera Aquí Estoy A.C.\\\\\\\\\\\\\\\" ¡Visita la página de Madres Solas Aquí! Más »

Compartiendo con nuestras socias y socios de la tercera edad en Molino Abajo, Temoaya, Estado de México.

Asociación de Madres Solteras y Grupos Vulnerables para el Desarrollo Social \\\\\\\\\\\\\\\"Por un Trato más digno Yo Madre Soltera Aquí Estoy A.C.\\\\\\\\\\\\\\\" ¡Visita la página de Madres Solas Aquí! Más »

Compartiendo con nuestras socias y socios de la tercera edad en Molino Abajo, Temoaya, Estado de México.

Asociación de Madres Solteras y Grupos Vulnerables para el Desarrollo Social \\\\\\\\\\\\\\\"Por un Trato más digno Yo Madre Soltera Aquí Estoy A.C.\\\\\\\\\\\\\\\" ¡Visita la página de Madres Solas Aquí! Más »

Compartiendo con nuestras socias y socios de la tercera edad en Molino Abajo, Temoaya, Estado de México.

Asociación de Madres Solteras y Grupos Vulnerables para el Desarrollo Social \\\\\\\\\\\\\\\"Por un Trato más digno Yo Madre Soltera Aquí Estoy A.C.\\\\\\\\\\\\\\\" ¡Visita la página de Madres Solas Aquí! Más »

Compartiendo con nuestras socias y socios de la tercera edad en Molino Abajo, Temoaya, Estado de México.

Asociación de Madres Solteras y Grupos Vulnerables para el Desarrollo Social \\\\\\\\\\\\\\\"Por un Trato más digno Yo Madre Soltera Aquí Estoy A.C.\\\\\\\\\\\\\\\" ¡Visita la página de Madres Solas Aquí! Más »

Thelma Dorantes Autora y Actriz principal de la obra de Teatro \\\\\\\\

Visita de Thelma Dorantes a las oficina de la Asociación de Madres Solteras y Grupos Vulnerables para el Desarrollo Social \\\\\\\\\\\\\\\"Por un Trato más digno Yo Madre Soltera Aquí Estoy A.C.\\\\\\\\\\\\\\\" en Toluca, Estado de México. Más »

Thelma Dorantes Autora y Actriz principal de la obra de Teatro \\\\\\\\

Visita de Thelma Dorantes a las oficina de la Asociación de Madres Solteras y Grupos Vulnerables para el Desarrollo Social \\\\\\\\\\\\\\\"Por un Trato más digno Yo Madre Soltera Aquí Estoy A.C.\\\\\\\\\\\\\\\" en Toluca, Estado de México. Más »

Thelma Dorantes Autora y Actriz principal de la obra de Teatro \\\\\\\\

Visita de Thelma Dorantes a las oficina de la Asociación de Madres Solteras y Grupos Vulnerables para el Desarrollo Social \\\\\\\\\\\\\\\"Por un Trato más digno Yo Madre Soltera Aquí Estoy A.C.\\\\\\\\\\\\\\\" en Toluca, Estado de México. Más »

 

Category Archives: Noticias

El IMA comprará arroz desde el lunes a productores chiricanos

 

Unos 25 mil quintales de arroz en la provincia de Chiriquí, que no se pudo vender, debido a las importaciones de arroz que se dieron durante la época de cosecha,  serán vendidos a partir del lunes al Instituto de Mercadeo Agropecuario, quien firmó un contrato con la Nueva Asociación de Productores de Arroz de Chiriquí para comprarles el grano seco.

 

Gabriel Araúz, presidente de la nueva asociación de productores de arroz, señala que el arroz está actualmente en las bodegas de las fincas de los 45 productores aproximadamente que no pudieron colocar el arroz en los molinos debido a que ya no había espacio para la compra del producto debido al arroz que llegó importado.

 

“A partir del lunes los productores de arroz inician la entrega de arroz al IMA en sus instalaciones ubicadas en el corregimiento de San Pablo Viejo a orillas de la vía interamericana, dando fe al contrato que firmamos con Raúl Ávila, director del Instituto de Mercadeo Agropecuario, como parte de los acuerdos de la última protesta efectuada por los arroceros”, afirma Araúz.

 

El dirigente de los productores de arroz, señala que el acuerdo establece el pago de 31.50 por quintal de arroz entregado y que a través de la Asociación se hará el pago a los productores con el objetivo de agilizar los trámites y evitar que tengan que salir a título personal los cheques, para evitar demoras en el proceso para el desembolso de los dineros.

 

Señala que dentro de los beneficiados con la venta de arroz hay grandes y pequeños productores de arroz de los distritos de Alanje, David, Barú, San Lorenzo y San Félix.  El presidente de la nueva Asociación de productores de Arroz en Chiriquí, señala que esto es el resultado de la no planificación de las autoridades para que el arroz importado no entre en época de cosechas y evitar los problemas de comercialización que actualmente enfrentan.

 

VEA TAMBIÉN: Bacteria afecta producción de cultivos en Los Santos

 

Sin embargo señala que el periodo agrícola termina el 30 de abril del próximo año (2018) y aún falta la siembra y cosecha de la época seca, la cual esperan que no deba haber problemas para la comercialización.  Señala que en Chiriquí se espera lograr sembrar unas 20 mil hectáreas de arroz, lo cual representa el 33% de la producción nacional, siendo el distrito de Alanje el de mayor siembra del grano.

 

Afirma que en esta región del país hay unos 480 productores, registrando un aumento de 34 nuevos productores de arroz para el actual periodo agrícola, lo cual es importante y estiman que el rendimiento por hectárea esta por los 105 quintales. Gabriel Araúz, señala que es importante que se respeten los acuerdos de la Cadena Agroalimentaria del arroz, para lograr que el sector pueda salir de la crisis, debido a las importaciones.

El emperador Akihito abdicará en abril de 2019

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: América de EL PAÍS

30 de abril de 2019. Esta es la fecha en la que el actual emperador japonés, Akihito, abdicará del Trono del Crisantemo después de tres décadas a cargo de la jefatura de Estado. Empieza la cuenta atrás para el soberano nipón, que hace más de un año mostró públicamente su voluntad de apartarse del poder debido a su avanzada edad, 83 años. Un día después, su hijo y príncipe heredero, Naruhito, ascenderá al trono y comenzará una nueva era de esta dinastía milenaria.

La fecha la anunció el primer ministro nipón, Shinzo Abe, después de una reunión del Consejo de la Casa Imperial, formado por diez miembros del Gobierno, representantes de los altos órganos judiciales y miembros de la propia familia imperial. “El Gobierno va a hacer todo lo posible para que el pueblo japonés pueda celebrar la abdicación del emperador y la sucesión del príncipe heredero”, dijo Abe, que se declaró “profundamente conmovido” por la decisión, informa AFP.

En un mensaje televisado excepcional en agosto del año pasado, Akihito hizo pública su preocupación de que “algún día” no pudiera hacer frente a sus responsabilidades como jefe de Estado. “Hay momentos en que siento varias limitaciones por mi condición física”, dijo entonces. El emperador, que cuando ceda el trono habrá cumplido 85 años, fue operado de cáncer de próstata en 2003 y sometido a un bypass coronario en 2012. La normativa que rige la Casa Imperial nipona, sin embargo, no permite que el emperador renuncie al trono y solamente contempla la sucesión después de su muerte.

Tras su mensaje, el Gobierno nipón empezó a trabajar en un proyecto de ley para facilitar la abdicación, un texto que el parlamento aprobó hace seis meses y que daba un margen de tres años para llevar a cabo el traspaso de poderes. La norma concierne exclusivamente al actual emperador y, de mantenerse el calendario, Japón vivirá en abril de 2019, la primera sucesión en vida de un emperador en 200 años.

Según la agencia Kyodo, el gobierno nipón había sugerido primero establecer la fecha de abdicación a finales de diciembre de 2018, pero su propuesta fue rechazada por la Casa Imperial porque coincidía con otros eventos importantes de fin de año. Tampoco se quiso fijarlo alrededor de marzo de 2019 por la posibilidad de que coincida con la convocatoria de elecciones locales y regionales.

La era de Akihito comenzó en 1989 tras la muerte de su padre, Hirohito. Ha sido el primer soberano que ascendió al trono sin el halo divino del que gozaron sus predecesores. La actual Constitución nipona, redactada y aprobada tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, define el emperador como “símbolo del Estado y de la unidad de la nación”, despojándolo del poder político directo que la Constitución Meiji otorgaba a esta figura.

Durante sus casi treinta años como emperador, Akihito ha defendido en sus viajes y discursos su compromiso con el pacifismo, un principio consagrado en la Carta Magna nipona. También ha contribuido a la reconciliación en Asia Oriental, donde las heridas derivadas de las atrocidades cometidas por el Ejército japonés durante la guerra seguían -y siguen- escociendo en países como China o Corea del Sur. Su figura es ampliamente admirada en Japón, donde la mayoría de los ciudadanos apoya su deseo de ceder el trono a su hijo.

El príncipe heredero Naruhito, de 57 años, será a partir del 1 de mayo el 126º emperador japonés. Como en el país rige la ley sálica y las mujeres de la familia imperial pierden su condición una vez se casan con un plebeyo, la línea sucesoria estará formada únicamente por el hermano del próximo emperador, Fumihito, de 52 años, y el hijo de este último, Hisahito, de 11 años.

Propuestas y soluciones para un México preelectoral

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: América de EL PAÍS

32 autores, 500 páginas, unas elecciones dentro de siete meses y un objetivo común: repensar México. Con este propósito, en febrero de 2017, con la sombra del gasolinazo y la llegada de Donald Trump, el director de la Feria Internacional de Guadalajara (FIL), Raúl Padilla, y el escritor Héctor Aguilar Camín se unieron para analizar los problemas y esbozar una hoja de ruta para las soluciones, o aportar “el remedio y el trapito” ironizó Camín. Y con un sesgo muy definido: “liberal en lo económico y socialdemócrata en lo social”, dijo el coordinador de ¿Y ahora qué? México ante 2018 (Random House), en la presentación de la obra este jueves en la FIL.

Aterrizando el debate en la actualidad, Camín lanzó un dardo de salida. “No hay soluciones mágicas. Aunque el candidato diga que es muy limpio o tenga buena fama pública, eso no garantiza que se termine la corrupción sin las reformas profundas necesarias y quien les prometa eso está diciendo una mentira”, en referencia a los dos principales competidores en las encuestas: López Obrador (Morena) y el reciente destapado en el PRI, José Antonio Meade.

El libro está distribuído en varios bloques que analizan las principales fallas del sistema como la justicia, la democracia o la seguridad pública.

Justicia y corrupción

Coordinado por la politóloga del CIDE María Amparo Casar, el capítulo dedicado el tema de la seguridad empieza definiendo que con la victoria de Vicente Fox en el año 2000 y el final del gobierno hegemónico priísta durante casi ocho décadas, “en vez de solucionar el problema, la corrupción se democratizó y la manta de impunidad se hizo más grande e ineficaz”. En esa dirección, el libro propone rediseñar la Procuraduría General de la República (PGR), un organismo “que fue creado para dar certeza a la cúpula política, para asegurarse que ninguno de sus miembros sería perseguido. Estamos en el peor de los momentos posibles porque se sigue persiguiendo por razones políticas. Debe ir muriendo la procuraduría y nacer la fiscalía porque no funciona. Hay que romper vasos comunicantes entre política y justicia” dijo ante un auditorio lleno.

Su propuesta pasa por un nuevo diseño de política criminal, “porque es imposible perseguir todos los delitos” y puso un ejemplo: en Chile, el 8% de los delitos terminan en castigo pero en el caso de los homicidios las condenas llegan al 80%. En contraste, en México, la impunidad en los delitos de homicidios es del 80%. Por ello es necesario “especializar fiscales por tipo de delito y para el resto buscar soluciones alternativas”.

“México tiene un estado ineficiente y además corrupto”, apuntó el profesor del Colegio de México Carlos Elizondo, quien puso otro ejemplo. Según el académico, México gasta lo mismo en educación que Corea del Sur, donde el 65% de la población entre 18 y 24 años tienen estudios universitarios, frente al 21% de México con el mismo gasto.

Instituciones y violencia

El que fuera presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), Luis Carlos Ugalde, lanzó las soluciones para lograr un sistema electoral que “en sus recientes reformas se olvidó de la calidad del sistema”. Las recetas pasan por poner techo de gasto en las elecciones, controlar las donaciones ilegales y potenciar la inteligencia financiera.

En cuanto a la lucha contra los carteles de la droga, otro de los autores, Eduardo Guerrero, propone cambiar el enfoque del combate frontal y pasar a una mirada médica, concentrando exclusivamente los esfuerzos en perseguir los homicidios, la extorsión y los secuestros derivados del conflicto, y a la vez abrir el debate sobre la despenalización de las drogas. “De los 15.000 detenidos por drogas el año pasado, 10.000 fueron por consumos bajos de mariguana”, señaló. Paralelamente a modo de posible solución el autor propone aumentar el umbral de consumo penado y enfocarse en atajar la pobreza como semillero de delincuentes son otros de los caminos propuestos. “La inequidad es el principal factor de violencia. Los países más inequitativos son los más violentos. Las cárceles actuales son una fábrica de delincuentes”, señaló Guerrero.

Desigualdad y pobreza

“Lograr un crecimiento incluyente es complejo, toma tiempo y es costosos” señaló el economista Luis de la Calle, que ligó estas carencias con “los problemas de corrupción y violencia”.

Las recetas en este capítulo pasan por un ordenamiento eficiente de los más de 5.000 programas de desarrollo social existentes, aumentar las inversiones en educación, infraestructuras y salud; dar entrada a los bancos en la gestión de servicios públicos; emprender una reforma laboral que aumente el salario mínimo mexicano –que recientemente subió un 10% hasta alcanzar los 80 pesos (4,2 dólares) diarios, pero que pese a ello continúa por debajo del umbral de la pobreza– y que mejore la posición negociaciadora de los trabajadores frente a los empresarios y fijar un ingreso y un sistema social universal no contributivo, sino financiado con impuestos, fundamentalmente al consumo.

La tesis de un cobertura universal en un país con más de la mitad de su población sumida en la pobreza y en la sombra de la informalidad económica fue presentada como una de las propuestas estrella. Jorge Castañeda, exsecretario de Exteriores durante el mandato de Vicente Fox, explicó que “se trataría de crear un piso mínimo en el seguro médico, de empleo y una pensión. El financiamiento vendría del Fondo Fiscal Central, que se nutría de una subida sobre todo del IVA”.

La Gran Conexión y la Ruta de Seda (II)

Una lectura cuidadosa de los acuerdos entre los gobiernos de Panamá y China Popular suscritos en Pekín durante el viaje del presidente Varela a ese país destaca con detalle los objetivos que persigue ese país en Panamá y en el resto de la región. Al mismo tiempo, deja en claro que los gobernantes y dirigentes empresariales panameños no tienen una visión de futuro (o de país). Los chinos han presentado un plan para los próximos 50 años con inversiones de 500 mil millones de dólares en los primeros 20 años. En cambio, los dirigentes que controlan el poder en Panamá no tienen una propuesta, no han elaborado plan alguno y están esperando que los ‘chinos lleguen’.

El juego es muy peligroso para ambos lados. China puede encontrarse con una resistencia popular a corto plazo si no toma en cuenta los intereses de los sectores populares. Sus proyectos sólo contemplan la acumulación económica para ese país y algunas ganancias marginales para una oligarquía parásita. Los acuerdos pueden beneficiar a los panameños si se planifican de manera que incorpore al país en un proyecto de desarrollo nacional.

La semana pasada revisamos los primeros 10 acuerdos entre los dos gobiernos. A continuación veremos los 9 restantes.

El acuerdo número 11 se refiere al impulso que los chinos quieren darle a las zonas francas panameñas. En el caso de la Zona Libre de Colón se menciona una inversión de 3 mil millones de dólares para nuevos almacenes y otros mil millones de dólares en estructuras hoteleras. Las inversiones y nuevos almacenes serían para alojar productos chinos con destino el resto de la región. El duodécimo acuerdo se refiere al turismo y su potencial como fuente de ingresos para los inversionistas. China le daría a Panamá el ‘status de destino turístico aprobado’ para que viajen sus ciudadanos al istmo. El acuerdo enfatiza que los chinos ‘aprecian mucho el turismo de casinos’. Poco faltó que el texto incluyera otras formas de turismo prohibidas en la mayoría de los países del mundo y toleradas en Panamá.

El acuerdo número 13 se refiere a la aviación. Según el texto, China construirá un terminal nuevo de carga en la ciudad de Panamá a un costo de 10 mil millones de dólares. Todo indica que los chinos pretenden complementar el Canal interoceánico de Panamá con un ‘canal’  aéreo que conectaría a América latina con China. Si agregamos el proyecto ferroviario, Panamá se convertiría en el ‘hub’ marítimo, aéreo y terrestre del continente. El acuerdo número 14 se refiere a la cooperación marítima. La bandera panameña que es vendida a  las grandes empresas navieras recibiría un trato internacional en puertos chinos. Este negocio es muy apetecido por firmas importantes en Panamá. Se agrega el trato igual a las tripulaciones de los barcos panameños. El acuerdo no menciona los derechos de los marineros a la organización sindical.

En el acuerdo número 15 Panamá se ‘adhiere’ a la Ruta de la Seda. Según el documento, la Ruta “está alineada con el papel que juega el país ante la región y el mundo como la Gran Conexión que será potenciado con la inclusión de la vía interoceánica”.  El 16º acuerdo hace referencia al muy mencionado ‘tren bala’ que uniría a la ciudad de Panamá con la frontera de Costa Rica. El acuerdo dice que China ‘pagaría el sistema de transporte de última generación” cuyo costo sería de 2 mil millones de dólares (menos del costo de la Línea 2 del Metro en la ciudad de Panamá). El acuerdo número 17 hace referencia a las propiedades de las embajadas de ambos países. China le entrego a Panamá una propiedad en Pekín de siete pisos, valorada en 150 millones dólares. El acuerdo 18 apunta a la organización de un seminario para periodistas. El último acuerdo se refiere a un convenio de cooperación no reembolsable enmarcados en un Plan Nacional de Cooperación.

La Gran Conexión es la clave para entender los objetivos de China en Panamá. La Ruta de la Seda llegaría a toda la región latinoamericana pasando por el Istmo de Panamá, que es la Gran Conexión. Los panameños tenemos que decidir ahora si queremos seguir siendo un ‘paso’ o si estamos dispuestos a convertirnos en un país con una población productiva. Los chinos ofrecen esa oportunidad. Los panameños tenemos que aprovecharla en el marco de un plan nacional de desarrollo. 

30 de noviembre de 2017. 

– Marco A. Gandásegui, hijo, profesor de Sociología de la Universidad de Panamá e investigador asociado del CELA

Camagüey: Controlan escape de amoníaco en fábrica Coppelia

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: Cuba Juventud Rebelde

Por una incorrecta manipulación del operador de turno de la sala de máquinas de la fábrica de helados Coppelia, de Camagüey, se originó un escape de amoníaco el pasado miércoles, que no ocasionó daños humanos, informa el semanario Adelante

Autoridades del Ministerio del Interior (Minint) trabajan en la evaluación de las causas que provocaron el incidente en la sala de maquinarias de la planta, según refirió Javier Piñero Esquivel, vicepresidente de la Defensa del Consejo de la Administración Provincial, detalla Cubadebate.

En información preliminar, explicó que el escape de la sustancia química no llegó a la tonelada y no existen hasta el momento riesgos para la vida de los trabajadores ni de la población en general.

Por su parte, el teniente coronel Tomás Pedrosa Llanes, jefe del Grupo Provincial de Bomberos, precisó que se adoptaron todas las medidas previstas en el plan de reducción de riesgos de la entidad, para llevar al mínimo las afectaciones al entorno y a la economía.

En el momento del incidente se encontraban cinco trabajadores de los 176 que allí laboran y entran más tarde, refirió el jefe de producción Jesús Tejeda Jorge, quien explica que inmediatamente se activaron los planes de protección internos y aviso a la población residente, hasta la cual había llegado el fuerte fuerte olor de la sustancia química pues el mismo se extendió más allá del perímetro de ese establecimiento de la Empresa de Productos Lácteos. 

«El escape no fue de envergadura: duró 10 o 15 minutos, porque el amoníaco líquido en vez de ir a la atmósfera se evacuó por tragantes y registros de desagüe», comentó Tejeda Jorge. También destacó la inmediatez con que acudieron los bomberos, las autoridades del Ministerio del Interior y las ambulancias del SIUM al área de posible contaminación química, preservada para evitar mayores consecuencias.

Gustavo Estrada Soto, director de Coppelia, reconoció que el accidente ocurrido en la sala de máquinas se produjo por una mala operación tecnológica de una rutina diaria que en cada jornada laboral se hace antes de que el grueso del colectivo se incorpore a la producción de helados, relata Adelante.

También explica que, en esa sala, solo tiene el traje isotérmico de protección el operador de turno. 

Igualmente explicó que en cuanto se reponga el carro-bala con amoníaco necesario para continuar la producción y que deben buscar en el municipio de Nuevitas, la misma se restablecerá. 

Según Estrada Soto y Tejeda Jorge, las afectaciones del huracán Irma impedirán cumplir la producción planificada, pero pronostican cerrar diciembre con un millón 280 000 galones de helados de entre 12 y 13 sabores, unos 20 000 galones por debajo del plan anual.

La fábrica de helados de Camagüey tiene 49 años. En 2018 se ejecutará un mantenimiento general en sus instalaciones, el cual incluirá el montaje de un congelador, cuatro difusores y un compresor de alta nuevos. Se cambiará el 70 % de las tuberías y se instalará una caldera para mejorar la eficiencia tecnológica y calidad del helado. 

 La mayoría de las fábricas de helados de Cuba funcionan con el sistema de enfriamiento con amoníaco.

Jóvenes animadores cubanos participan por primera vez en Animae Caribe 2017

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: Cuba Juventud Rebelde

Un grupo de cuatro animadores audiovisuales cubanos participó como invitado, por primera vez, en el Festival Internacional Animae Caribe 2017 que concluyó recientemente en Trinidad y Tobago, destacaron hoy organizadores del evento.

Los representantes de la isla fueron Ivette Ávila, profesora de la Facultad de Medios de la Comunicación Audiovisual (FAMCA) y directora-fundadora del Festival Internacional del Audiovisual Infantil ‘La Espiral’, y Harold Díaz, vicepresidente de la Asociación Hermanos Saíz en la provincia central de Villa Clara.

También asistieron a la cita en Puerto España los estudiantes de la mencionada facultad Cynthia Cazañas y Amed Alexander.

Animae Caribe constituye una plataforma activa de desarrollo en la industria de la animación y una oportunidad a los especialistas de esta rama para intercambiar sobre las tendencias más actuales, según refiere su página oficial.

La propia fuente añadió que las temáticas tratadas en esta ocasión estuvieron encauzadas al desarrollo de habilidades en torno al guión, la animación, la creación de series de televisión, el uso de la tecnología de pantalla verde y la programación de videojuegos.

Esos jóvenes pudieron participar gracias a una iniciativa de intercambio propiciada por el British Council con instituciones cubanas para difundir el talento y potencial en esta nación antillana.

Al encuentro asistió, además, Ceylan Shevket Jawara, exjefa de Animación Técnica del multipremiado VFX Studio Moving Picture Company, empresa responsable de los efectos visuales de filmografías exitosas como Harry Potter, X-Men, Maléfica y El libro de la selva.

Igualmente, estuvieron Bruce W. Smith, animador de filmes y series para Disney Channel; Neil Riley, supervisor de efectos visuales con experiencia en comerciales para renombradas compañías internacionales, y músicos como Robbie Williams, la banda británica Coldplay y otros.

El Sahel, una nueva batalla de una vieja guerra

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: America latina en movimiento mujeres

Tras la emboscada del cuatro de octubre, en la región suroccidental de Tillabery, Níger, próximo a la frontera malí, donde una banda terrorista asesinó a cuatro boinas verdes norteamericanos y ocho soldados del ejército nigerino, más allá de la repercusión por las bajas, muy particularmente las norteamericanas, ha quedado en evidencia la carrera del Pentágono por “conquistar” el Sahel (borde).

Esa vasta franja que corre del Mar Rojo al Atlántico y ocupa distintas regiones de ocho países, ha estado históricamente en manos de bandas de contrabandistas de múltiples rubros y mercaderes que desde tiempos remotos la han atravesado en caravanas de camellos y ahora en caravanas de camiones.

En la última década, diferentes sectores de ese “borde” han caído en manos de grupos vinculados a al-Qaeda y desde su irrupción en 2014 también del Daesh.

Un nuevo panorama se abre tras las derrotas sufridas por los califados de al-Bagdadí en Irak y Siria, y pareciera que la marea takfirista, que desde inicio de la Primavera Árabe, y muy particularmente a mediados de 2014, cuando la gran maquinaria del Daesh se puso en marcha, se cierne sobre África.

El Daesh, tras romper el sitio que durante seis meses soportaron en Faluya y Ramani y la inmediata conquista de Mosul, pareció incontenible. Los sueños del Califato se desmoronan en todos los frentes que se habían abierto: Medio Oriente, Sudeste Asiático, Libia y en Afganistán donde no han podido poner pie y debe llevar una guerra a dos bandas, contra el ejército afgano y contra el Talibán, que a pesar de sus coincidencias fundamentalmente religiosas, por principio, la formación fundada por el Mullah Omar no acepta imposiciones de ningún tipo en su territorio. Por esto, en las actuales condiciones a lo que puede aspirar el Daesh es África y se encuentra en el margen occidental del Sahel.

Con la escandalosa emboscada de octubre, el mundo se desayunó que los Estados Unidos estaban mucho más involucrados en la región de lo que oficialmente se conocía y por intuición sospechábamos. Ahora es en el Sahel, donde una nueva batalla de una vieja guerra está por comenzar.

Tanto el comando de operaciones especiales en África (SOFRICA), con sede en Tampa, Florida, y el Mando Combatiente Unificado para África (Africom), con base en Stuttgart, Alemania, han ampliado sus estructuras y operaciones en el terreno:  en solo diez años el número de efectivos desplegados en el extranjero aumentó del 1% en 2006 al 17% en 2017.

La información oficial habla aproximadamente 6 mil soldados norteamericanos en todo el continente, unos 4 mil en la base Lemonier (Djibouti), en Níger estarían entre 800 y mil y el resto distribuidos en unos veinte países.

El 26 de octubre el senador republicano, John McCain, quien encabeza el Comité Militar del Senado, manifestó su apoyo a lo enunciado unos días antes por el Jefe de Estado Mayor, el general Joseph Dunford respecto al envió de mayor dotación de efectivos a África, justificada por la creciente actividad de grupos fundamentalistas.  McCain afirmó que: “Mientras más exitosos seamos en Medio Oriente, más veremos serpientes que se dirigen a África y tendremos que estar listos para asesorar y ayudar a las naciones que están dispuestas a trabajar con nosotros”.

 Como para confirmar la especie, el grupo nigeriano Boko Haram, tributario del Daesh, en franco retroceso tras la asunción del presidente Muhammadu Buhari, viejo aliado de Washington, el miércoles 15 en un cuádruple ataque explosivo asesinó a 18 personas e hirió una treintena en Muna Gari, Konduga, a unos 36 kilómetros de Maiduguri, capital del estado Borno, al noroeste del país.

Mientras tanto la nueva organización conformada en marzo de 2017, Jamaat Nusrat al-Islam wal-Muslimin que responde a al-Qaeda global, (Ver: Sahelistán del Nilo al Atlántico) se ha reposicionado en el norte de Mali, y se asegura que sus comandos fueron quienes atacaron la patrulla en Tillabery.

La batalla por el Sahel

Según fuentes vinculados a servicios de inteligencia occidentales, en agosto último cerca de 2 mil hombres de Daesh seguían resistiendo en Raqqa frente al cerco establecido por fuerzas kurdas e iraquíes, a pesar de que muchos se han rendido tras la derrota, un número indeterminado de muyahidines habría podido sortear el cerco, y había llegado a distintos teatros de operaciones wahabitas en África, filtrándose por la incontrolable frontera egipcia-libia de 1000 kilómetros de extensión.

Algunos de aquellos veteranos de la guerra en Medio Oriente habrían participado en el enfrentamiento del 20 de octubre en el oasis del Desierto Negro de Bahariya, a unos 390 kilómetros de la frontera libia, enfrentamiento que dejó 58 policías egipcios muertos. Se produjo en el mismo sector donde en septiembre de 2015, un ataque aéreo del ejército egipcio, mató accidentalmente a ocho turistas mexicanos y sus cuatro guías egipcios.

El enfrentamiento del último octubre último no se lo adjudicado ninguna organización,  aunque se sabe que en ese sector opera el Harakat Sawa’d Misr (Brazo del Movimiento de Egipto) también conocido como Hasm (decisión), que desde su creación en 2016 ha permanecido muy activo en proximidades de El Cairo y el desierto occidental. En el oriente egipcio opera en la Península del Sinaí, Wilāyat Saynā’ (Provincia del Sinaí), que realizó el bayaat (juramente de lealtad) al Califa Ibrahim a fines de 2014.

Se cree que también han sido los combatientes provenientes de Irak que participaron en el enfrentamiento, en el que murieron por lo menos dos hombres del general Khaliffa Haftar, el más poderoso de los tantos señores de la guerra que intentan ocupar el lugar del coronel Gadaffi. El ataque, que se ha adjudicado el Daesh, se produjo en proximidades de Ajdabya, a unos 350 kilómetros de la frontera con Egipto.

Si es correcta la información del general Dunford, en vastos sectores del Magreb, en Argelia, Túnez, Libia y Egipto y en el Sahel, fundamentalmente en Mali,  desde el 2012 y como consecuencia inmediata de la desaparición del Coronel Gadaffi, se vienen produciendo permanentes acciones de bandas fundamentalistas hoy integradas en el Jamaat Nusrat.

Estas acciones podrían extenderse desde Costa de Marfil al Chad involucrando países muy debilitados en lo político y económico, con grandes bolsones de miseria que hacen que el ingresar a una de esas organizaciones terroristas se convierta en una verdadera salida laboral para los miles de jóvenes que solo poseen otra posibilidad marcharse a Europa, en un viaje tan peligroso como la misma guerra.

Es importante señalar el rápido proceso de islamización de esta región, solo por tomar el caso de Costa de Marfil, de mayoría católica, se ha multiplicado la construcción de mezquitas y madrassas financiadas por Arabia Saudita, que practica la más rigorista de la versiones del Corán, el wahabismo, basamento filosófico de todos los grupos terroristas vinculados a la “causa” del Islam.

Esto hace que para el Pentágono sea una prioridad el comenzar a accionar abiertamente en el continente y mucho más, tras el notorio fracaso de la operación militar francesa en Barkhane, que sucedió a la operación Serval en 2013. Francia interviene en toda la región sahelo-sahariana de Malí, Níger, Chad, Burkina Faso y Mauritania, donde no solo ha fracasado militarmente, sino que sus pobladores se han vuelto hostiles a ellos, debido a los múltiples abusos a que son sometidos por los militares franceses.

En el Sahel, solo Chad y Níger cuentan con ejércitos suficientemente preparados como para resistir los embates del terrorismo, que, por lo visto en la emboscada de octubre, no solo están altamente preparados, sino que poseen armamento de última generación, vehículos adecuados y un “caballería” compuestas de centenares de motos aptas para el tránsito en geografías tan complicadas como el Sahel.

Vista la gravedad de la seguridad y los renovados intereses de Estado Unidos por el continente africano, donde China se está imponiendo económicamente, es que Washington ha desestimado la sugerencia de Macron de crear una fuerza multinacional destinada a convertirse en “la Guardia Pretoriana de los países soberanos de África”, según anunció su Ministra de la Defens, Florence Parly, fuerza autónoma africana llamada G5 Sahel (Malí, Níger, Chad, Mauritania, Burkina Faso) que contaría con un presupuesto de 423 millones de euros.

A fines de octubre, la representante de Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, se negó a votar la resolución presentada por Francia desdeñando la capacidad del G5-Sahel, para poder llevar a cabo semejante tarea y dando a entender que tantos fondos serían una tentación para gobiernos donde la corrupción es pandemia.

Sin duda, Trump terminará de expulsar a Macron de la controversia, porque en África, la guerra es entre grandes y Washington sabe que el gran peligro para ellos no es el terrorismo, sino la locomotora comercial China, que desde hace décadas incrementa su presencia comercial en el continente.

Guadi Calvo es escritor y periodista argentino. Analista Internacional especializado en África, Medio Oriente y Asia Central. 

En Facebook: https://www.facebook.com/lineainternacionalGC

Honduras: Fútbol y política

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: America latina en movimiento mujeres

Honduras, al igual que el resto de países de la región centroamericana, tiene muchas esperanzas en su fútbol. No importa si los jugadores saben leer o escribir, cuentan con educación primaria básica o secundaria, lo que importa es que tengan “madera” ya que nacieron aptos para practicar el fútbol y triunfar.

Esta esperanza se concretó cuando en 1982, la Selección de Honduras clasificó al Mundial de Fútbol de 1982, celebrado en España. Pero estas esperanzas estuvieron guardadas hasta que en el año 2010, volvió o clasificar a otro Mundial de Fútbol celebrado en Sudáfrica, hazaña que se repitió para el Mundial de 2014 en Brasil .En estos últimos mundiales, los entrenadores de la Selección Nacional fueron técnicos colombianos, a diferencia de 1982 donde el técnico fue Ramón el “Primi” Maradiaga.

Para  la Copa Mundial a celebrarse en Rusia en 1918, la Federación de Fútbol de Honduras con apoyo del gobierno, se decidió por la tradición de contratar técnicos colombianos, caso del entrenador Jorge Luis Pinto,  que había clasificado a Costa Rica al Mundial de Brasil y tenido un buen desempeño. Un problema no muy visible desde el lado local, era que los dirigentes deportivos tenían antecedentes de ser funcionarios públicos o personas corruptas, con lo cual se contamina de entrada ente noble deporte y la participación y triunfos de la Selección Nacional.

Tanto Rafael Leonardo Callejas, expresidente de Honduras (1990-1993), dirigente del Partido Nacional y ejecutor del modelo neoliberal, como Alfredo Hawitt, dirigente del Frente Unido Universitario (FUUD) y militante del Partido Nacional en el poder, a la cabeza de la Federación Nacional de Fútbol de Honduras (ENAFUTH), fueron acusados de recibir soborno (moje) y entregados a la Justicia Norteamérica para su juicio y posterior condena. Mucho poco se sabe de los términos en que se negoció el contrato con el Profesor Pinto, pero lo seguro es que ataba las decisiones de dicha  Federación a  lo dictado por Pinto, incluso más allá de los resultados obtenidos.

Honduras, en la era Pinto, a nivel de Selección Mayor, tuvo un pobre rendimiento. Suman más las pérdidas y empates que los ganes, un rendimiento menor del 50%. Pero lo más evidente fue que aún con los malos resultados (gane de Panamá en Honduras, empates con EEUU, Costa Rica y Panamá, a pocos minutos de finalizar los partidos y en tiempos extras), el voto de confianza de los nuevos directivos de la Fenafuth a Pinto fue evidente, contando con el apoyo de un prensa cobarde y mediocre que no dice de frente lo observado en el terreno de juego y las improvisaciones del Entrenador.

La eliminación de Honduras de la Copa Mundial de Fútbol en Rusia,  por la Selección de Australia en el llamado repechaje o cuarto boleto, ya que México, Costa Rica y Panamá  habían clasificado por la CONCACAF en forma directa, frustró un nuevo sueño de esperanza del pueblo hondureño, o sea clasificar de nuevo al Mundial de Fútbol. No importó que el gobierno de la Republica, en su afán de quedan bien con los electores, otorgara un asueto a los empleados públicos para ver el partido, ni que la Prensa Mediática motivara a la población para brindar su apoyo incondicional a la “H”, el desempeño de la Selección en ambos partidos fue mediocre. El planteamiento del entrenador fue timorato, o sea defensivo, tratando de no encajar goles y esperar la fortuna de un contragolpe para hacer un gol y obtener el triunfo.

Se cuestionó además el creciente interés de Pinto por llamar jugadores jóvenes y descartar los de mayor experiencia, igual la insistencia de alinear a jugadores que habían tenido un mal rendimiento en partidos anteriores, caso particular del defensa Palacios. A criterio de Nahúm Espinoza, jugador, entrenador y comentarista deportivo, J. Luis Pinto nunca tuvo un equipo base y la improvisación en cada partido fue evidente. Igual, nunca pudo manejar la presión de los últimos minutos, aun cuando iba ganando el partido.

Otra esperanza del pueblo hondureño, es que el presidente Trump retroceda en su decisión de eliminar el TPS, ya que existen más de 60,000 hondureños en EEUU acogidos a esta protección temporal, donde cerca de 300,000 personas en Honduras dependen de las remesas que envían. Un problema es que el gobierno de Honduras no ha podido desarrollar una estrategia de protección al estatus temporal de ciudadanos hondureños e inserción a la economía, sociedad y vida pública para aquellos migrantes retornados.

Pero, también, en lo político, la esperanza de la mayoría de hondureños es la toma del poder por una nueva fuerza política,  ya que el actual gobierno del Partido Nacional ha sido acusado de corrupto, represivo y sin capacidad para crear las condiciones necesarias para la reactivación productiva y la generación de empleos masivos de buena calidad e ingresos monetarios sostenibles, que les permita llevar el sustento a las familias en forma digna, y además no pensar en abandonar el país y migrar a EEUU y países europeos. Este gobierno ha acogido como válido un modelo de corte neoliberal excluyente, concentrador y depredador, que margina del mercado de trabajo y del uso sostenible de los recursos naturales, a población en edad de trabajar (hombres y mujeres) comunidades y pueblos étnicos.

La única manera de concretar esta esperanza es votando en contra del partido en el poder y su candidato, el actual presidente de la Republica, Juan Orlando Hernández (JOH), en las elecciones generales convocadas para el próximo 26 de noviembre de 2017. Es un voto castigo contra este modelo neoliberal post golpe de Estado (junio de 2009), la corrupción, el autoritarismo, represión y la violación de la Constitución de la Republica y derechos humanos.

Este voto castigo aparece ya en el momento de ejercer el sufragio, una decisión consciente y meditada del elector acerca del balance de la gestión del gobierno en estos ocho años en el poder, y de su situación económica, social, cultural y familiar. Es quizá, la esperanza que tiene más posibilidades de concretarse frente al camino fallido de la clasificación mundialista y las pocas posibilidades de que Trump retroceda en lo del TPS.

Tegucigalpa, 17 de Noviembre de 2017

Contradicciones Centro/Periferia en la Unión Europea y la crisis del euro

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: America latina en movimiento mujeres

La crisis desencadenada en Estados Unidos en los años 2007-2008 alcanzó con fuerza a los países de la Unión Europea en 2008, provocando graves perturbaciones en la Eurozona a partir de 2010 |1|. Los bancos de los países europeos más fuertes se encuentran en el origen del contagio de Europa, puesto que habían realizado inversiones masivas en productos financieros estructurados. Dicho esto, es importante explicar por qué esta crisis afecta más duramente a la Unión Europea, y en particular a la zona euro, que a Estados Unidos.

Entre los 28 países de la Unión Europea, 19 de ellos tienen una moneda común, el euro |2|. La UE cuenta con una población de unos 500 millones de habitantes |3|, o sea, casi la mitad de la de China, de África o de la India; dos tercios de la latinoamericana, y un 50 % más que la estadounidense.

Se observa una gran desigualdad entre los Estados de la Unión Europea: los países industrializados y más fuertes de la UE son Alemania, el Reino Unido, |4| Francia, los Países Bajos, Italia, Bélgica y Austria; hay once países que provienen de la antigua Europa del Este (tres repúblicas bálticas —Estonia, Letonia y Lituania—, Polonia, la República Checa, Eslovaquia, Hungría, Bulgaria y Rumania que formaban parte del bloque soviético; Croacia y Eslovenia, que constituían una parte de Yugoslavia); y luego están los países fuertemente afectados por la crisis del euro: Grecia, Portugal, España, Irlanda y Chipre.

Una disparidad salarial de la que se benefician las grandes empresas privadas

La disparidad salarial es enorme: el salario mínimo legal en Bulgaria (156 euros de salario bruto mensual en 2013) es entre 8 y 9 veces inferior al de países como Francia, Bélgica y los Países Bajos |5|. Pero la desigualdad salarial puede ser también muy grande dentro de un mismo país de la UE. Por ejemplo, en Alemania 7,5 millones de trabajadores se deben contentar con un salario mensual de 400 euros, cuando es normal que sea de más de 1.200 euros (en Alemania no existe un salario mínimo legal nacional).

Esta disparidad permite a las grandes empresas europeas ser muy competitivas, en particular las empresas industriales alemanas que trasladan una parte de su producción para que la realicen obreros y obreras de países como Bulgaria, Rumania y otros de Europa central y del Este. Luego se retornan las piezas a Alemania para su ensamblaje y el acabado del producto final. Por último, esos productos, cuyo coste salarial fue comprimido al máximo, se exportan a países de la Unión Europea o al mercado mundial. Hay que subrayar que en el interior de la UE no se pagan tasas de importación/exportación.

Disparidades reforzadas entre países

La negativa de la UE a desarrollar unas verdaderas políticas comunes para ayudar a los nuevos miembros en la reducción de su desventaja con respecto a los países europeos más fuertes, contribuyó a reforzar unas disparidades estructurales perjudiciales en el proceso de integración. Los tratados europeos fueron concebidos para servir a los intereses de las grandes empresas privadas, que aprovechan la desigualdad de las economías de la Unión para aumentar sus beneficios y reforzar su competitividad.

El presupuesto de la Unión Europea es minúsculo, ya que es el uno por ciento (1%) de su producto interior bruto, mientras que el presupuesto normal de un país industrializado representa el 45 o el 50 %, o más, de su PIB. Es el caso del presupuesto federal de Estados Unidos, administrado por Barack Obama, o el de Bélgica, España o Francia |6|. Para dar una idea de hasta qué punto el presupuesto gestionado por la Comisión Europea es irrisorio baste decir que es comparable al de Bélgica, que tiene 10 millones de habitantes, o sea, una quincuagésima parte de la población de la Unión Europea. Se debe señalar que la política agrícola común representa cerca del 50 % del presupuesto de la UE.

La crisis no fue provocada por la competencia exterior

La crisis no se debe a la competencia de China, Corea del Sur, Brasil, la India o de otras economías de países en desarrollo.

En el curso de los últimos diez años, Alemania (así como los Países Bajos y Austria) se lanzó a una política neomercantilista: logró aumentar sus exportaciones especialmente en el interior de la Unión Europea y de la eurozona, reduciendo los salarios de sus propios trabajadores |7|. Ganó así competitividad con respecto a sus socios, y especialmente frente a países como Grecia, España, Portugal, Italia (que participan de la Eurozona) e incluso Rumania o Hungría. Éstos vieron como se instalaba o se profundizaba su déficit comercial con respecto a Alemania y a otros países del Centro.

El euro como camisa de fuerza

Cuando se implantó el euro, la moneda alemana fue subvaluada (a pedido de Alemania) y, en cambio, las monedas de los países más débiles fueron sobrevaluadas. Esto hizo más competitivas las exportaciones alemanas en el mercado de los otros países europeos, y los más débiles de entre ellos resultaron particularmente afectados (Grecia, Portugal, España, países de Europa Central y del Este…)

En general, el endeudamiento de los países de la periferia de la Unión Europea se debe esencialmente al comportamiento del sector privado (la banca, las empresas de construcción inmobiliaria, el resto de la industria y el comercio). Incapaces de competir con las economías más fuertes, los sectores privados se endeudaron con los bancos del Centro (Alemania, Francia, Países Bajos, Bélgica, Austria, Luxemburgo…) y también con agentes internos, habiéndose financiarizado ampliamente la economía de estos países después de la adopción del euro. El consumo experimentó un boom en los países periféricos, y en algunos de ellos (por ejemplo España) se desarrolló una burbuja inmobiliaria que finalmente estalló. Además, los gobiernos de estos países acudieron en auxilio de sus bancos, lo que provocó un fuerte aumento de la deuda pública.

Evidentemente, los países que integran la Eurozona no pueden devaluar sus monedas porque adoptaron el euro. Estados como Grecia, Portugal o España se encuentran así en un brete a causa de su pertenencia a la Eurozona. Las autoridades europeas y sus gobiernos nacionales aplican entonces lo que se denomina una devaluación interna: imponen la reducción de los salarios en gran beneficio de los dueños y directivos de las grandes empresas privadas. La devaluación interna es por consiguiente sinónimo de reducción de salarios, y se utiliza para aumentar la competitividad. Sin embargo, se comprueba su muy poca eficacia para recuperar el crecimiento económico, ya que las políticas de austeridad y de represión salarial se aplican en todos los países. En cambio, los dueños de las empresas están satisfechos pues hacía mucho tiempo que deseaban reducir radicalmente los salarios. Desde este punto de vista, la crisis de la Eurozona, que se agudizó a partir de los años 2010-2011, constituye una ganga para la patronal. El salario mínimo legal ha sido fuertemente reducido en Grecia, Irlanda y otros países.

El mercado único de capitales y la moneda única

Mientras que la crisis surgió en Estados Unidos en 2007, el impacto que tuvo en la Unión Europea fue mucho más violento que en las instituciones políticas y monetarias estadounidenses. De hecho, la crisis que sacude la zona euro no es sorprendente puesto que es un avatar de los dos principios que rigen esta zona: el mercado único de capitales y la moneda única. En una perspectiva más amplia, la crisis es la consecuencia de las lógicas que dominan la integración europea: la preeminencia que se da a los intereses de las grandes empresas industriales y financieras privadas, la importante promoción de los intereses privados, el desarrollo de la competencia, en el interior del espacio europeo, de economías y productores con fuerzas totalmente desiguales, la voluntad de retirar de los servicios públicos un número creciente de sectores, el desarrollo de la competencia entre asalariados que implica el rechazo a la unificación, utilizando los estándares más altos, de los sistemas de seguridad social y de la normativa laboral, para ampliar la protección de los trabajadores. Todo esto persigue un objetivo preciso, el de favorecer la acumulación máxima de beneficios privados, especialmente al poner a disposición del Capital una mano de obra lo más maleable y precaria posible.

El monopolio del crédito a los Estados está reservado a los bancos privados

En virtud del Tratado de Lisboa, la solidaridad financiera entre los Estados miembros esta formalmente prohibida. Según su artículo 125, los Estados deben asumir en solitario sus compromisos financieros, y ni la Unión Europea ni los otros Estados pueden responsabilizarse de ellos |8|. El artículo 101 del tratado de Maastricht |9|, retomado integralmente por el Tratado de Lisboa |10|, agrega: «Le está prohibido al BCE y a los bancos centrales europeos de los Estados miembros […] conceder descubiertos o cualquier otro tipo de crédito a las instituciones u órganos de la Comunidad, a las administraciones centrales, a las autoridades regionales, a otras autoridades públicas.»

La UE se coloca por lo tanto voluntariamente al servicio de los mercados financieros ya que, en tiempos normales, los gobiernos de los países de la Eurozona dependen totalmente del sector privado para su financiación.

Los inversores institucionales (bancos, fondos de pensiones, aseguradoras) y los hedge funds se precipitaron sobre Grecia en 2010, que era el eslabón más débil de la cadena europea de endeudamiento, antes de atacar Irlanda, Portugal, España e Italia. Actuando de esa manera, esos inversores realizaron grandes beneficios ya que obtuvieron de esos países una remuneración importante por los tipos de interés que exigieron a los poderes públicos para refinanciar sus deudas. Entre estos inversores institucionales (los zinzins), se encuentran los bancos privados que consiguieron máximos beneficios al poder financiarse directamente por medio del BCE, obteniendo préstamos al 1 % de interés |11|, mientras estos mismos bancos prestan a Grecia, a tres meses, con un tipo de interés del 4 o 5 %. Al lanzar sus ataques sobre los eslabones más débiles, los bancos y otros zinzins estaban también convencidos de que el BCE y la Comisión Europea deberían, de una u otra manera, ir en ayuda de los Estados víctimas de la especulación, prestándoles los capitales que les permitiera proseguir con los reembolsos. Y no se equivocaron. En colaboración con el FMI, la Comisión Europea cedió y otorgó préstamos, por medio de los fondos europeos de estabilidad financiera (FEEF) y del mecanismo europeo de estabilidad (MEDE), a algunos Estados miembros de la Eurozona (Grecia |12|, Irlanda, Portugal y Chipre) para que puedan prioritariamente pagar sus deudas a los bancos privados de los países más fuertes de la UE. Por consiguiente, la UE no respetó la letra del artículo 125 del Tratado de Lisboa citado anteriormente. Pero sí que respetó el espíritu neoliberal de ese Tratado: en efecto, el FEEF y el MEDE toman prestado de los mercados financieros el dinero que a su vez prestan a los Estados. Además, exigen unas condiciones draconianas para conceder esos préstamos: privatizaciones, reducciones de salarios y de pensiones, despidos en los servicios públicos, reducción de los gastos públicos en general, y sociales en particular.

Políticas que profundizan la crisis

Desde 2010, las políticas aplicadas por la CE y los gobiernos nacionales sólo han profundizado la crisis y esto es particularmente cierto en los países más débiles de la Eurozona. Al comprimirse la demanda pública y la demanda privada, los recursos del crecimiento económico se redujeron, en la práctica, a la nada.

La política de los dirigentes europeos no es un fracaso desde el punto de vista de los patronos.

Los dirigentes europeos de los países más fuertes y la patronal de las grandes empresas se felicitan de la existencia de una zona económica, comercial y política común donde las transnacionales europeas y las economías del Centro de la zona euro sacan provecho de la debacle de la Periferia para reforzar la ratio de rentabilidad de las empresas, y obtener logros, en términos de competitividad, en relación a sus competidores estadounidenses y chinos. Su objetivo, en el estadio actual de la crisis, no es el de relanzar el crecimiento y reducir las asimetrías entre las economías fuertes y débiles de la UE. Por otro lado consideran que la debacle del Sur se traducirá en oportunidades para privatizaciones masivas de empresas y de bienes públicos a precio de saldo. La intervención de la Troika y la complicidad activa de los gobiernos de la Periferia los ayudan. El gran Capital de los países periféricos es favorable a estas políticas ya que cuenta con obtener una parte del pastel que codiciaba desde hace años. Las privatizaciones de Grecia y de Portugal prefiguran lo que le llegará a España e Italia, donde los bienes públicos que se podrían adquirir son mucho más importantes, vista la talla de esas economías.

Considerar que la política de los dirigentes europeos es un fracaso porque el crecimiento económico no ha vuelto, es una gran equivocación en el criterio de análisis utilizado. Efectivamente, los objetivos perseguidos por la dirección del BCE, por la Comisión Europea, por los gobiernos de las economías más fuertes de la UE, por las direcciones de los bancos y de otras grandes empresas privadas, no es ni la vuelta rápida al crecimiento ni la reducción de las asimetrías en el seno de la Eurozona y de la UE, que conseguiría un conjunto más coherente, donde sería posible el retorno de la prosperidad.

Sobre todo no se debe olvidar un factor fundamental: la capacidad de los gobernantes, que se pusieron dócilmente al servicio de los intereses de las grandes empresas privadas, para actuar de acuerdo con lo que éstas quieren o para gestionar una situación de crisis. El estrecho lazo entre los gobiernos y el gran Capital ya ni siquiera se disimula. A la cabeza de varios gobiernos, colocados en puestos ministeriales importantes y en la presidencia del BCE, encontramos hombres provenientes directamente de las grandes finanzas, comenzando por el banco de negocios Goldman Sachs. Algunos políticos de primera fila son recompensados por un puesto en un gran banco o en una gran empresa una vez que cumplieron con sus buenos oficios para con el gran Capital. No es nuevo pero es más evidente y habitual que en el transcurso de los últimos 50 años. Se puede hablar de verdaderos y transparentes vasos comunicantes.

Los efectos sociales de la crisis

Lo que están viviendo actualmente los trabajadores y las personas que reciben ayudas de los servicios sociales en Grecia, Portugal, Irlanda y España fue impuesto a los trabajadores de los países en desarrollo durante la crisis de la deuda de los años 1980-1990. En el transcurso de la década de los 80, la ofensiva también había afectado a los trabajadores de América del Norte a partir de la presidencia de Ronald Reagan, de Gran Bretaña bajo la férula de Margaret Thatcher—la Dama de hierro—, y los de sus émulos del viejo continente. Los trabajadores del ex bloque del Este también estuvieron sometidos durante los años 90 a las brutales políticas impuestas por sus gobiernos y el FMI. A continuación, y ciertamente de una manera mucho menos brutal que la que afectó a los pueblos del Tercer Mundo (desde los más pobres hasta las llamadas economías emergentes), la ofensiva tomó como objetivo a los trabajadores de Alemania a partir de 2003-2005. Los nefastos efectos para una significativa parte de la población alemana se sienten incluso ahora, aunque el éxito de las exportaciones alemanas limite la cantidad de desempleados y que una parte de esa clase obrera no sufra directamente las consecuencias. A partir de los años 2010, los ataques sociales se extendieron a toda el resto de Europa.

Una Europa de los pueblos y de la solidaridad internacional

Únicamente mediante poderosas movilizaciones populares se podrá acabar con la estrategia de las clases dominantes. Es imprescindible que los movimientos populares construyan una estrategia continental. En todos lados, el pago de la deuda pública es el pretexto invocado por los gobernantes para justificar políticas que atacan los derechos económicos y sociales de una aplastante mayoría de la población. Si los movimientos sociales y, entre ellos, los sindicatos quieren afrontar victoriosamente esta devastadora ofensiva, es necesario atacar la cuestión de la deuda pública de forma radical con el fin de sacarle al poder su argumento principal. La anulación de la parte ilegítima de la deuda pública, el abandono de las políticas de austeridad, la imposición masiva al gran capital, la expropiación de los bancos para integrarlos en un servicio público del ahorro y del crédito, la reducción del tiempo de trabajo, el fin de las privatizaciones y el refuerzo de los servicios públicos son medidas esenciales de un programa alternativo a la gestión capitalista de la crisis. |13|

Su implantación puede comenzar paulatinamente, país a país, pero el proceso no se podrá detener en las fronteras nacionales. Se necesitará una auténtica constituyente de los pueblos de Europa con el fin de abrogar una serie de tratados europeos y hacer nacer una federación donde la garantía de los derechos humanos en todas sus dimensiones será el principal objetivo. Simultáneamente, será necesario practicar una política de ruptura con el modelo productivista consumista con el objetivo de respetar la naturaleza y sus límites. Surgirá, en el curso de este proceso, una Europa de los pueblos que debe recomenzar de cero sus relaciones con el resto del mundo, restituyendo a las poblaciones de otros continentes, víctimas de siglos de expolio y de dominación europea, lo que se les debe.
 

Traducido por Griselda Piñero y Raul Quiroz

Notas

|1| Este texto proviene de la conferencia pronunciada por Eric Toussaint el 31 de octubre de 2013 en la Facultad de Etnología de la Universidad de Port au Prince (Haití) sobre el tema de la crisis del euro. El autor agradece a Michel Charles las notas tomadas, que alentaron la redacción de este texto.

|2| La zona euro fue creada en 1999 por once Estados: Alemania, Austria, Bélgica, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Portugal. Más tarde se incorporaron Grecia en 2001, Eslovenia en 2007, Chipre y Malta en 2008, Eslovaquia en 2009, Estonia en 2011, Letonia en 2014 y Lituania en 2015.

|3| http://fr.wikipedia.org/wiki/D%C3%A…

|4| En consecuencia del referéndum del 2016 sobre el Brexit, el Reino Unido saldrá de la UE en 2019

|5| Véase http://epp.eurostat.ec.europa.eu/st… con datos hasta 2013

Ver también: http://www.inegalites.fr/spip.php?a…, que contiene datos que lamentablemente sólo llegan a 2011.

|6| Ver http://epp.eurostat.ec.europa.eu/tg…

|7| Véase Eric Toussaint, «Le couperet sur les acquis sociaux: l’exemple allemand», http://cadtm.org/IMG/pdf/06.pdf

|8| Artículo 125 del Tratado de Lisboa (2009): «La Unión no asumirá ni responderá de los compromisos de los Gobiernos centrales, autoridades regionales o locales u otras autoridades públicas, organismos de Derecho público o empresas públicas de los Estados miembros, sin perjuicio de las garantías financieras mutuas para la realización conjunta de proyectos específicos. Los Estados miembros no asumirán ni responderán de los compromisos de los Gobiernos centrales, autoridades regionales o locales u otras autoridades públicas, organismos de Derecho público o empresas públicas de otro Estado miembro, sin perjuicio de las garantías financieras mutuas para la realización conjunta de proyectos específicos.» (El subrayado es nuestro).

|9| Se trata del Tratado constituyente de la Comunidad Europea

|10| Artículo 123 del Tratado sobre el funcionamiento de la Unión Europea.

|11| Desde mayo de 2013, el tipo de interés al que el BCE presta a los bancos se redujo al 0,5 %. Luego, el 7 de noviembre de 2013, Mari Draghi anunció la caída del tipo de interés de los préstamos del BCE al 0,25 %. Hay que agregar que el BCE suavizó sus exigencias de calidad (calificación) de los títulos aportados por los bancos como garantía para obtener liquidez. En efecto, el umbral mínimo de calificación de los títulos admitidos por el BCE está suprimido «¡hasta nueva orden!»

|12| En el caso de Grecia hay además prestamos bilaterales otorgados por países de la eurozona.

|13| Para tener un desarrollo de estas propuestas véase: Setenta personalidades de distintos países europeos firman un manifiesto para desobedecer tratados europeos ’injustos’. Véase «Setenta personalidades de distintos países europeos firman un manifiesto para desobedecer tratados europeos ’injustos’»: http://www.cadtm.org/Setenta-personalidades-de

————–

Eric Toussaint  es maître de conférence en la Universidad de Lieja, es el portavoz de CADTM Internacional y es miembro del Consejo Científico de ATTAC Francia. Es autor de diversos libros, entre ellos: Bancocracia Icaria Editorial, Barcelona 2015,, Procès d’un homme exemplaire, Ediciones Al Dante, Marsella, 2013; Una mirada al retrovisor: el neoliberalismo desde sus orígenes hasta la actualidad, Icaria, 2010; La Deuda o la Vida (escrito junto con Damien Millet) Icaria, Barcelona, 2011; La crisis global, El Viejo Topo, Barcelona, 2010; La bolsa o la vida: las finanzas contra los pueblos, Gakoa, 2002. Es coautor junto con Damien Millet del libro AAA, Audit, Annulation, Autre politique, Le Seuil, París, 2012. Coordinó los trabajos de la Comisión de la Verdad Sobre la Deuda, creada por la presidente del Parlamento griego. Esta comisión funcionó, con el auspicio del Parlamento, entre abril y octubre de 2015. El nuevo presidente del Parlamento griego anunció su disolución el 12 de noviembre de 2015. A pesar de ello, la comisión prosiguió sus trabajos y se constituyó legalmente como una asociación sin afán de lucro.

Fuente: http://www.cadtm.org/Contradicciones-Centro-Periferia,15447

Trump redobla sus esfuerzos para las sanciones y cambio de régimen para Venezuela

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: America latina en movimiento mujeres

El 3 de noviembre, Maduro, el Presidente de Venezuela, propuso una reunión con los acreedores, para el 13 de noviembre en Caracas, para tratar la reestructuración de la deuda pública venezolana. Como respuesta, el 8 de noviembre, el gobierno de Trump advirtió a los poseedores de bonos de Estados Unidos que si asistían a esta reunión podrían estar violando las sanciones económicas de Estados Unidos contra Venezuela. La pena por tal violación puede ser de 30 años en prisión, con multas de hasta 10 millones de dólares para las empresas.

Así, el gobierno añadió el jueves diez funcionarios venezolanos más a la lista de personas bajo sanciones de Estados Unidos. Entre estos nuevos sancionados, se encuentran funcionarios electorales y el jefe del principal programa de distribución de alimentos del gobierno.

Es indispensable comprender no sólo el contexto sino también los efectos deseados (y probables) de las acciones del gobierno de Trump. Con el apoyo de Marco Rubio, Senador de Florida, y otros republicanos, Trump ha intentado derrocar al gobierno electo de Venezuela. Después de un periodo de cuatro meses de violentas protestas callejeras, durante el cuál no se ha podido lograr este objetivo y se ha alienado a gran parte de la población venezolana, la mayoría de la oposición venezolana optó por participar en las elecciones a gobernador del 15 de octubre.

Datanálisis, el encuestador pro-oposición principal y de más confianza, pronosticó una victoria abrumadora de la oposición, con 18 gobernadores. No obstante, el resultado fue lo contrario: PSUV (Socialista), el partido gobernante, ganó 18 de las 23 carreras.

Aunque parece que hay totales de votos falsos que decidieron el resultado de una carrera incierta a gobernador en el estado de Bolívar –y es necesario llevar a cabo una investigación sobre esto–, los otros resultados no están siendo cuestionados y han sido aceptados por la mayor parte de la oposición. Hay varias explicaciones para este asombroso resultado, pero las más creíbles e importantes señalan, por un lado, la abstención de los votantes de la oposición y por otro, una participación mayor de la esperada de los votantes progubernamentales. La mejora en la distribución de alimentos probablemente ayudó al gobierno.

Algo que parece haber perjudicado a la oposición fue su apoyo a las sanciones de Trump. Según Datanálisis, los venezolanos estaban en contra de tales sanciones por un margen del 61,4% al 28,5%. Entre los votantes no alineados, más del 70% estaba en contra. Además, el 69% quería que las conversaciones entre la oposición y el gobierno volvieran a iniciarse. Así, la estrategia de cambio de régimen falló.

Pero el gobierno de Trump optó por redoblar sus esfuerzos, tanto a favor del cambio de régimen como de las sanciones. Parece que la estrategia es impedir una recuperación económica y acentúa la falta de suministros (que incluye medicinas esenciales y alimentos) para que los venezolanos vuelvan a las calles y derroquen al gobierno.

Las sanciones de Trump prohíben explícitamente nuevos préstamos. El propósito es asegurar que Venezuela no pueda hacer lo que la mayoría de los gobiernos hacen con la mayor parte de su deuda: refinanciar el capital pidiendo un préstamo nuevamente para pagar el capital cuando un bono expire. Por ejemplo, la semana pasada el gobierno tuvo que arreglárselas para pagar 12.000 millones del capital de bonos de PDVSA, para evitar el incumplimiento de pagos. (Aunque Venezuela en este momento no puede pedir préstamos en los mercados internacionales, es posible que pueda hacerlo en el futuro cercano).

La reestructuración de la deuda también es mucho más difícil o imposible debido a las sanciones. En una reestructuración de deuda, los pagos de intereses y capital se posponen y los acreedores reciben nuevos bonos –algo explícitamente prohibido bajo las sanciones–. Ahora el gobierno de Trump también está amenazando las negociaciones para una reestructuración, diciendo que los principales negociadores, el vicepresidente Tareck El Aissami, y el Ministro de Economía, Simon Zerpa, han sido sancionados, respectivamente, por presunto tráfico de drogas y corrupción. El gobierno de Trump no ha presentado ninguna evidencia que apoye estas acusaciones.

Por otro lado, según la declaración del Tesoro de Estados Unidos del 9 de noviembre, es lícito ir tras los funcionarios electorales debido a “numerosas irregularidades que sugieren robustamente que el fraude ayudó inesperadamente al partido gobernante a ganar la mayoría de los puestos para gobernador”. Esto es falso. Se asemeja a las elecciones presidenciales venezolanas de 2013, cuando Estados Unidos fue el último país que reconoció el resultado. En este sentido, un análisis estadístico sobre la auditoría del día de las elecciones demostró que las probabilidades de obtener el resultado oficial, si el resultado verdadero era una victoria de la oposición, eran menos de uno en 25.000 billones.

El cambio de régimen trata de esto: deslegitimación –si los resultados de las elecciones no concuerdan, se han de declarar fraudulentos– y estrangulamiento económico.

Es evidente que el gobierno venezolano necesita hacer reformas económicas si espera alcanzar la recuperación económica –sobre todo, la unificación de la tasa de cambio y otras medidas para reducir una tasa de inflación que está superando el 1.000% anual. Sin embargo, el precio del petróleo ha aumentado un 33% desde junio y, a pesar de la disminución de la producción del petróleo, las exportaciones de Venezuela han aumentado un 28% con respecto al valor del año pasado (según las estimaciones de Torino Capital, teniendo en cuenta los primeros ocho meses).

Trump y sus aliados en la UE, los gobiernos de derecha en Argentina y Brasil, y el fanático Secretario General de la OEA, quieren asegurarse de que jamás llegue la recuperación económica. A pesar de toda su cháchara sobre los derechos humanos y la democracia, no promueven una estrategia pacífica, porque están tomando medidas para que los venezolanos sufran y así se provoque el derrocamiento del gobierno. Esto no es “promoción de la democracia”. Es un cambio de régimen, sin tener en cuenta los daños colaterales –como Trump dejó claro, con su tacto habitual, cuando amenazó a Venezuela con acción militar.

————–

Mark Weisbrot es codirector del Centro de Investigación en Economía y Política (Center for Economic and Policy Research, CEPR) en Washington, D.C. y presidente de la organización Just Foreign Policy. También es autor del libro “Fracaso. Lo que los ‘expertos’ no entendieron de la economía global” (2016, Akal, Madrid).

Publicado en Últimas Noticias (Venezuela), 12 de noviembre, 2017

http://cepr.net/publicaciones/articulos-de-opinion/trump-redobla-sus-esfuerzos-para-las-sanciones-y-cambio-de-regimen-para-venezuela

La disputa por el modelo económico ante las elecciones en Honduras

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: America latina en movimiento mujeres

Las elecciones en Honduras están a la vuelta de la esquina. El próximo domingo 26 de noviembre casi seis millones de ciudadanas y ciudadanos están llamados a las urnas para elegir a sus representantes nacionales: presidente, diputados al Congreso (128), diputados al Parlamento Latinoamericano (20), alcaldes (298), vicealcaldes (298) y regidores (2092).

A esta hora la mesa está servida para lo que será el proceso comicial más vigilado de la historia democrática de Honduras (1). Se prevé un contingente de 1.000 veedores internacionales, más de 15.000 nacionales y 16.000 delegados electorales, según información confirmada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE). Sólo la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea han acreditado a unos 200 representantes cada uno.

El hecho de que Estados Unidos sea uno de los países que con más ahínco pone su atención en el proceso se debe a:

  • Honduras es uno de los tres países que conforman el llamado Triángulo Norte de Centroamérica que por su proximidad a EE.UU. y América del Sur tiene un altísimo potencial logístico.
  • La región cuenta con una fuerza de trabajo joven y rentable en términos de mano de obra barata migratoria.
  • La administración de Donald Trump aprobó US$ 460 millones para la zona, que si bien representa un recorte de US$ 200 millones respecto a lo dispuesto para 2017 por su antecesor, Barack Obama, la cifra empodera a Washington a seguir con sus programas de ‘inversión’ a través del llamado “Plan Alianza para la Prosperidad” cuya ejecución dentro de Honduras es posible gracias al gobierno de Juan Orlando Hernández de corte pro-americano.

Resulta evidente el interés de EE.UU. en estas elecciones,  pues por su política de injerencia económica le conviene mantener en frente de la presidencia al mismo líder que durante los últimos años ha abierto la puerta y dado rienda suelta al desarrollo de un modelo alineado con las órdenes del exterior y que por resultados sólo exhibe un crecimiento empobrecedor. En mi último escrito sobre Honduras (2) hay detalles de ello, pero hagamos acá un repaso por lo que ha dejado la gestión del derechista Partido Nacional, que representa el actual presidente y candidato a reelección, Juan Orlando Hernández:

  • 60,9% de los hogares del país se encuentran en condición de pobreza con ingresos por debajo del costo de una canasta básica de consumo.
  • La pobreza es más grave en el área rural (62,9%) donde aproximadamente 1 de cada 5 hondureños sobrevive con menos de USD$ 2 diarios.
  • Puesto N° 5 en el ranking 2016 de los países de América Latina con la tasa más alta de desempleo: 7,4.
  • 1 de cada 2 hondureños tienen problemas de empleo, o se encuentran en desempleo abierto o subempleo.
  • Existen carencias productivas en los principales sectores generadores de puestos de trabajo como la construcción, la agricultura y la industria.
  • Los niveles de inversión pública en infraestructura se han mantenido al mínimo y han oscilado entre 1% y 2% del PIB, muy por debajo de los estándares internacionales que señalan debería situarse entre el 5% y el 6%.

Esta realidad contrasta con el desempeño macroeconómico de los últimos años que si bien ha sido positivo, no ha podido compensar las necesidades más urgentes de los ciudadanos hondureños.

Hernández también se ha hecho la vista gorda para resolver los asuntos estructurales que aquejan al país y, conforme pasa el tiempo, la han dejado más expuesta a choques externos. No hay crecimiento sano y sostenible sin diversificación de fuentes de ingresos y sin el diseño e implementación de políticas públicas que consecuentemente atiendan el tema de la redistribución. En paralelo, el foco sigue sobre la microeconomía: desarrollar programas sociales que ayuden a palear el flagelo de la pobreza y la desigualdad.

Con esta visión se presenta uno de los movimientos con mayor fuerza en la contienda electoral: Alianza de Oposición contra la Dictadura, que tiene como aspirante a la banda presidencial a Salvador Nasralla y la promesa de construir un modelo económico alternativo con enfoque productivo y generador de riquezas potenciales para Honduras. Aquí algunas de sus propuestas:

  • Desarrollar nuevo programa de matrícula estudiantil que amplíe el acceso gratuito y universal de la educación.
  • Garantizar accesos a los servicios de salud pública de forma inmediata y sin contribuciones anteriores o eventuales.
  • Plan para Vivienda Digna, agilización de los créditos para proyectos de vivienda social.
  • Impulsar programa de Promoción de la Producción Agropecuaria, para dar acceso a los pequeños y medianos productores a créditos, a fin de reducir la dependencia importadora y consolidar la soberanía alimentaria.
  • Reforma Agrícola Justa, con salvaguarda de las propiedades productivas.
  • Nuevo Pacto Fiscal, eliminación de los impuestos a los insumos de la producción de alimentos y reducción al mínimo de los impuestos relacionados con los productos de la canasta básica. Incremento a los impuestos de venta de productos suntuarios de importación.
  • Indexación del Salario mínimo al costo de la canasta básica.
  • Fijación de planes de ahorro sostenible para empleados que no estén afiliados a un régimen de aportaciones obligatorias.
  • Derogar de la Ley de Empleos por Hora, Ley de Secretos, Ley del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa, Ley de Escuchas, de las ZEDES, la Ley de COALIANZA, fideicomisos lesivos y legislaciones que concentran el poder en el ejecutivo para facilitar paquetazos fiscales y las ilegales concesiones sobre los recursos naturales nacionales.

La exigencia de las mayorías es que los compromisos sean llevados a su plano de la realidad. Juan Orlando Hernández ya probó no poder –o no querer- cumplir-. ¿Y Nasralla?

Notas

  1. http://www.laprensa.hn/honduras/elecciones2017/1126501-410/honduras-elecciones-observadores-oea-tse-joh-transparencia-voto
  2. http://www.celag.org/honduras-economia-que-crece-y-empobrece/

Fuente: http://www.celag.org/ladisputaporelmodeloeconomicohonduras/

E-commerce and the World Trade Organization

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: America latina en movimiento mujeres

In the early 1990s, transnational corporations (TNCs) in the agriculture, services, pharmaceuticals, and manufacturing sectors each got agreements as part of the WTO to lock in rights for those companies to participate in markets under favorable conditions, while limiting the ability of governments to regulate and shape their economies. The topics corresponded to the corporate agenda at the time.

Today, the biggest corporations are also seeking to lock in rights and handcuff public interest regulation through trade agreements, including the WTO. But today, the five biggest corporations are all from one sector: technology; and are all from one country: the United States. Google, Apple, Facebook, Amazon, and Microsoft, with support from other companies and the governments of Japan, Canada, and the EU (along with some developing countries aligned with them), are seeking to rewrite the rules of the digital economy of the future by obtaining within the WTO a mandate to negotiate binding rules under the guise of “e-commerce.”

However, the rules they are seeking go far beyond what most of us think of as “e-commerce.” Their top agenda is to ensure free ― for them ― access to the world’s most valuable resource ― the new oil, which is data. They want to be able to capture the billions of data points that we as digitally-connected humans produce on a daily basis, transfer the data wherever they want, and store them on servers wherever they want, most of which are in the United States. This would endanger privacy and data protections around the world, given the lack of legal protections on data in the US.

Then they can process data into intelligence, which can be packaged and sold to third parties for large profits, and are akin to monopoly rents. It is also the raw material for artificial intelligence, which is based on the massive accumulation of data in order to “train” algorithms to make decisions. In the economy of the future, whoever owns the data will dominate the market. These companies are already being widely criticized for their monopolistic and oligopolistic behaviors, which would be consolidated under these proposals.

Think about Google, which has become the largest collector of advertising revenue thanks to its ability to analyze and repackage our data. And think about Uber: it is the biggest transportation company in the world, yet it does not own cars and it does not employ drivers. Its main asset is the massive amount of data it has on how people move around cities. And with that “first mover” advantage, and with its army of lawyers and its massive scale, it can outcompete or simply buy up competitors around the world. The disruption Uber has caused in the transportation sector will shortly be seen in just about every sector you can imagine. The implications for jobs and workers are difficult to overestimate.

Another key rule these corporations are seeking would allow digital services corporations to operate and profit within a country without having to maintain any type of physical or legal presence. But if an online financial services firm goes bankrupt, how can depositors seek redress? If a worker (or contractor) for the company’s rights are violated, or a consumer is defrauded, how can they get justice? And if the company does not have a domestic presence, how can it be properly taxed, so that it is on a level playing field with domestic businesses? Most countries require foreign services suppliers to maintain a commercial, physical presence in the country to operate for just these reasons; but Big Tech just sees it as a barrier to trade (and unaccountable profit). Public interest regulations would be seriously undermined.

But that’s not all. Big Tech also does not want to be required to benefit the local economies in which they profit. There are a series of policies that most countries employ to ensure that the local economy benefits from the presence of TNCs: requiring technology transfer, so they can grow their own startups; requiring local inputs, to help boost local businesses; and requiring the hiring of local people, to promote employment. But although every developed country used these strategies in order to develop, they seek to “kick the ladder away” so that developing countries cannot do the same, exacerbating inequality between countries.

The business model of many of these companies is predicated on three strategies with serious negative social impacts: deregulation; increasing precarification of work; and tax optimization, which most would consider akin to evasion of taxes. All of these downward trends would be accelerated and locked in were the proposed rules on “e-commerce” to be agreed in the WTO.

“Digital colonialism”

Since proponents of “e-commerce” rules in the WTO first tabled proposals last year, they have sought to convert an existing mandate to “discuss” e-commerce into a mandate to “negotiate binding rules” on e-commerce in the WTO. They have justified their proposals on the basis that e-commerce will promote development and benefit micro, small and medium enterprises (MSMEs) ― as if promoting e-commerce and having binding rules written by TNCs are the same thing. But developing countries have focused their demands on increasing infrastructure, access to finance, closing the digital divide (obtaining affordable access), increasing regulatory capacity, and other concerns that will not be addressed by new rules on e-commerce in the WTO. A group of 90 countries have long put forward proposals in the WTO that would give them more flexibility to implement national policies to promote development, but their proposals are regularly ignored in the negotiations.

Meanwhile, MSMEs are able to participate in e-commerce now; but they are less likely to reap the benefits of scale, historic subsidies, strong state-sponsored infrastructure, tax avoidance strategies, and a system of trade rules written for them and by their lawyers if e-commerce rules in the WTO were to be adopted. What MSMEs need are policies along the lines of a digital industrialization strategy; but the policies envisioned by proponents are more likely to result in what is being termed the new “digital colonialism.”

New negotiation strategies

At this point, proponents have scaled back their ambitions due to massive resistance from the African bloc and some Asian and Latin American members. Now they are proposing more seemingly technical issues, such as e-payments, e-signatures, and spam. But these issues actually belong in other fora, such as the UN Conference on International Trade Law (UNCITRAL) or the International Telecommunications Union (ITU) where legal and technical experts rather than only commercial interests were long ago able to help governments establish better rules.

Perhaps as a Plan B, proponents are claiming that “technological neutrality” already exists in the WTO. This would mean that if a country “committed” financial services in the WTO ― meaning that it agreed to have financial services subject to rules limiting regulation in that sector ― then cross-border online banking ― with all of the potential cybersecurity threats of hacking, or unstable financial flows wreaking havoc on local banking systems ― would already be committed. But this is a preposterous idea, and WTO members have not agreed to it, despite the intent of some countries to establish it as an accepted principle.

Proponents are also pushing to renew a waiver on tariffs on electronically delivered products. But there is no economic rationale as to why digitally traded products should not have to contribute to the national tax base while those that are traditionally traded usually do. Big Tech may actually obtain this waiver, since it is often “traded” for a waiver that helps stabilize the generic pharmaceuticals market in developing countries, which helps guarantee access to life-saving medicines for millions of people.

The outcome of the WTO Ministerial Meeting[1] taking place in Buenos Aires (December 2017) will depend on strong resistance by developing country members to this new corporate Big Tech agenda. They should be aided by a strong resistance from civil society to further imposition of procorporate rules that encroach on our daily lives.

– Deborah James is the Director of International Programs at the Center for Economic and Policy Research (www.cepr.net) and coordinates the global Our World Is Not for Sale (OWINFS) network.

Article first published in Spanish in ALAI’s magazine: América Latina en Movimiento, No. 528-529 (October-November 2017) titled “Internet ciudadana o monopolies” (The people’s internet or monopolies).

Jugar en el nombre del otro

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: America latina en movimiento mujeres

Hacia la teoría de la otredad desde una disciplina deportiva

Yo soy peruano es un sentimiento, no puedo parar, es una locura si no lo entiendes no sé cómo te puedo describir gane o pierda siempre te vamos amar…

Hinchada peruana

 

Pasan las horas y aún sigo en shock. No recuerdo la alegría del ‘82 cuando el Perú fue al mundial. Mi padre no hacía mucho había partido, a jugarse un pichanguita más allá de este, nuestro transitorio estadio. En aquella época, no podía gritar con la alegría que hubiese deseado. Ahora, treinta seis años después, la historia nos permite gritarlo GOLLLLL!!! y alegrarnos inconmensurablemente. Un estado de éxtasis colectivo nos arropa. Un sentimiento, increíblemente placentero, nos engrandece y no nos empequeñece como tantas otras innombrables, por ahora, experiencias, que desde el panorama nacional e internacional, nos agobian. Y, todo esto a través de un deporte que se eleva a dimensiones teológicas en donde la esperanza como fuerza redentora de los pueblos nos tira a los aires y sumerge a las profundidades de la Pacha Mama desde la amargura de las vísceras de una cadena de derrotas que en este 15-N perdió toda hegemonía.

 

Quizá se pueda argumentar sobre la industrial especulación económica detrás del deporte. Millones ingresan a las arcas de megas corporaciones que lucran con un deporte que antes que instrumento de enriquecimiento debería ser el derecho a la alegría de los pueblos. Quizá se pueda argumentar, como lo hicimos en reflexiones anteriores, que el futbol fue usado como opio de enajenación en manos de los monstruos de la democracia de una América latina que lloró, antes que de alegría, por la persecución y asesinato de sus sueños y esperanzas. Se podría hablar de esto y mucho más pero hoy, como peruano, siento ganas de hablar desde el corazón de un sentimiento compartido por millones de hermanas y hermanos, como asumo debería ser siempre. Hablar por quienes por diferentes razones no lo pueden hacer.

 

Cuantas situaciones buenas para nuestro pueblo queremos vivir antes del último suspiro. Cuantas cosas buenas deseamos que pasaran tan solo con un abrir y cerrar de ojos, por ahora, todo esto no se puede como quisiéramos que sea. Pero intentaré ser consciente, aunque sea por esta vez. No se puede gozar de todas las bondades esperadas en un mismo instante, aunque pareciera que hace unas horas se pudo hacer. En este bendito 15-N, pareció que en una breve fracción de tiempo todas las posibilidades concentradas de placer y bienestar deseado se aglomeraron a un solo grito en noventa minutos de nuestras vidas. Quizá ha sido el orgasmo más grande en tiempo y dimensión que podríamos haber deseado tener. Disculpen, lo escribo, lo siento y no lo creo. Perú clasificó al mundial de futbol Rusia 2018 después de tres décadas de decepciones de un pueblo y torcidos torneos financieros de autoridades que antepusieron mezquinos intereses personales sobre la búsqueda de la excelencia del carácter y la disciplina deportiva.

 

Por alguna razón, más allá de teorías conspiratorias, en la historia, se crean oportunidades en donde la matriz solidaria y creadora de los pueblos encuentran la posibilidad de ser materializadas y, por medio de la siempre inmaterial ciencia de las matemáticas, llegar a convertirse en monumentos poéticos escritos en uno de los más bellos pergaminos de la historia, el corazón del pueblo. Y, para muestra un botón de la enseñanza de lo vivido.

 

Gran lección, no solo deportiva, sino humana y social nos impregnó el triunfo peruano el pasado 15-N. ¿Quién de las llamadas estrellas del futbol mundial atribuye su triunfo a estelares del firmamento del balón que por alguna fortuita razón no pueden brillar como quisieran hacerlo?

 

Por lo menos no tenemos información sobre algo parecido pero en este glorioso encuentro, que nos abre las posibilidades al carnaval futbolístico mundial, un grande del balompié nacional, Jefferson Agustín Farfán Guadalupe, dejó de lado las tentaciones de eternizarse en el mítico #10 y pasar al Olimpo de divinidades como Teófilo Cubillas, Edson Arantes do Nascimento “Pele” y nuestro “el Pelusa “Maradona. La “foquita” Farfán se despojó de la histórica y fugaz gloria del #10 visibilizando al #9, quien no estaba, José Paolo Guerrero Gonzáles, el “Depredador”, nuestro gran capitán, el #9. Bajaste al #10 de la cumbre de la montaña glorificando al menor, al #9.

 

Y, he allí la trascendencia de eventos, para muchos banales, como el futbol. ¿Quién en la cima de la gloria y el éxito, cuando todo puede obnubilar, dice ser quien no es? ¿Quién, más allá de formales y retoricas dedicatorias, se pone, literalmente, la camiseta del otro, excluido e invisibilizado?

 

Todo lo contrario, lo que se convirtió en cultura es usar, valerse del otro para llegar a efímeras cimas y fantasmagóricas alegrías, por medio de estafas y geniales encantamientos de serpientes. Ahora, hace tan solo unas horas no fue así. Hace tan solo en una fracción de tiempo, un equipo de guerreros jugó en el nombre de quien no estuvo en la cancha pero si en los corazones de millones de personas que antes de perder la memoria, la ennoblecieron. Farfán hizo algo que muy pocos se atreven hacer, jugárselas por el otro. Porque “la foquita” sabía que o se perdía o se ganaba, no había término medio y si se puso el #9. Podía perder en nombre del otro, pero el jugó a ganar y así lo hizo.

 

Cuanta falta nos hace ponernos la camiseta del otro lejos de mezquinos y baratos egos. Infantiles necesidades afectivas y precarias de figurar y corretear detrás de fugaces y personalistas éxitos. Que este merecido triunfo de la selección peruana resaltado bajo la batuta del profesor Ricardo Gareca se convierta en el prolegómeno de una historia reescrita desde un nuevo decálogo de valores y principios donde trascendamos de lo anecdótico a lo históricamente relevante. Farfán venia del fango de banales debilidades y antes de aprovecharse de la magnífica oportunidad de levantarse a nombre propio glorificó en cuerpo a quien la historia lo excluyó temporariamente. Fortaleció al débil, visibilizó al invisibilizado, hizo del separado una oportunidad de reencuentro y satisfacción hermanadamente colectiva.

 

Ahora el brillo que le diste a Guerrero te ilumina a ti también, “foquita”. Profe Gareca, equipo de asesores y todos los muchachos de nuestra blanquiroja sigan haciéndola bonita como la hicieron. ¡Viva el Perú carajo!

 

José Toledo Alcalde

Hincha de la selección peruana de futbol.

 

 

El combate por el Nuevo Mundo

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: America latina en movimiento mujeres

Para poder hablar de una “Contracultura” es preciso hablar primero de la cultura. Y también hablar de la ideología, pues ambos términos, tanto en nuestro tiempo como en épocas pasadas, han estado siempre íntimamente ligados, hasta el punto de confundirse a veces el uno con el otro.

En nuestro tiempo, en especial, el elemento ideológico de la sociedad está tan profundamente asociado a la cultura, que se hace prácticamente imposible separarlos. Sin embargo, nunca ha sido tan urgente la tarea de deslindar y separar enérgicamente estos términos como cultura e ideología, como en nuestra época.

La cultura, la verdadera cultura de la época capitalista, que yo bautizaré aquí como contracultura, debe ser contrapuesta firmemente a la ideología del sistema capitalista. Para poder llegar a semejante conclusión, habrá que realizar un análisis sutil y delicado de ambos términos, que es lo que me propongo en primer lugar en este ensayo, para poder hablar con propiedad acerca de la contracultura en América Latina.

De sobra sé que el tema es altamente polémico, ya decir verdad, llevo ya varios años manteniendo esa polémica con diversos colegas filósofos y científicos sociales que expresan resistencia, o rechazo abierto, frente a mis concepciones. Yo he tratado en mis escritos de la ideología, basándome en una interpretación sui generis de los textos de Marx y de otros autores, y basándome en mi propia experiencia como sujeto de la sociedad capitalista.

También aunque con menos insistencia, he tratado de perfilar un concepto de cultura en el que desaparezcan las innumerables ambigüedades en que ese término se ha visto envuelto desde hace siglos. Pero sólo en los últimos tiempos he podido llegar a encontrar una definición de cultura que llena los requerimientos de una verdadera teoría social.

Texto completo en el PDF adjunto

Elecciones regionales en Venezuela: El PSUV gana por una mayoría arrolladora y la oposición se desarticula

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: America latina en movimiento mujeres

El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), partido en el gobierno de este país, obtuvo recientemente una rotunda victoria electoral en las elecciones regionales. Las elecciones fueron convocadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE), a solicitud de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Poco después, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), grupo de oposición, parecía desarticularse. Enrique Capriles del partido Primero Justicia, por ejemplo, renunció a la coalición de la MUD, cuestionando a Henry Ramos Allup de Acción Democrática (AD), partido que a su vez expulsó a los cuatro Gobernadores de la AD que se atrevieron a juramentarse ante la ANC, aceptando así los resultados electorales.

Nino Pagliccia entrevistó el autor canadiense Arnold August con el fin de conocer su punto de vista acerca de la importancia política para el proceso bolivariano.

En las últimas elecciones del 15 de octubre para las 23 gobernaciones de Estados en Venezuela, el partido de gobierno obtuvo 18 Estados. ¿Cuál es su análisis acerca de este resultado en el contexto del proceso político en Venezuela?

Arnold August: No sólo ganaron los 18 Estados, sino que el PSUV aumentó sustancialmente su voto popular en comparación con las elecciones para la Asamblea Nacional, celebradas en diciembre de 2015, cuando la oposición ganó por un amplio margen. Así, en un corto período de tiempo, la Revolución Bolivariana ha invertido la situación. Estas últimas elecciones estatales de octubre de 2017 son, por tanto, de gran importancia histórica, no sólo para Venezuela, sino para toda la región. Estados Unidos busca subvertir la revolución bolivariana y utilizarla como un trampolín para debilitarla, e incluso destruir otros movimientos y gobiernos de izquierda de la región. Estas últimas representan una alternativa al capitalismo y, junto con otras potencias como Rusia, China e Irán, se están desarrollando como un importante desafío multipolar frente al objetivo de Estados Unidos de mantener su hegemonía mundial.

De esta manera, a causa de la importancia nacional e internacional de este resurgimiento en las últimas elecciones, el análisis está en desarrollo. Cualquier observador serio está obligado a continuar la reflexión y la investigación acerca de la sorprendente victoria, como usted lo está haciendo ahora con esta entrevista.

No obstante, a partir de estas elecciones he venido explorando una conclusión que se encuentra en proceso de desarrollo. Los resultados de las elecciones marcaron un hito en la democracia venezolana. La mayor parte del pueblo y el gobierno de Maduro dieron un paso decisivo, al cruzar el río Rubicón de una democracia participativa a una democracia protagónica. Es posible que aún no hayan alcanzado tierra firme, la otra orilla del Rubicón, pero la democracia venezolana va firme por el camino hacia la democracia protagónica como característica principal de su sistema político.

Algunos activistas y simpatizantes de la Revolución Bolivariana en Venezuela y en el exterior pueden sorprenderse e incluso sospechar de mi punto de vista. Si se mira de forma superficial y dogmática, el análisis puede parecer subestimar la excepcional experiencia bolivariana en democracia participativa.

Sin embargo, está lejos de ser el caso. Por ejemplo, en mi publicación Cuba y sus vecinos: democracia en movimiento) en 2014 (Editorial Ciencias Sociales, La Habana), hay una sección dedicada al vecino de Cuba titulada “Venezuela: nuevos experimentos en democracia participativa”, que proporciona un análisis muy positivo.

Y, más importante aún, tenga en cuenta esto. Hugo Chávez señaló muy claramente que  “el socialismo es la democracia participativa y sobre todo la protagónica (Comandante Chávez, “El Socialismo es la Democracia Participativa y sobre todo la Protagónica”, publicado el 19 de marzo de 2013).

La democracia protagónica significa que el pueblo está llegando –individual y colectivamente– a una fase de conciencia y acción del ejercicio cotidiano de su legítimo papel protagónico en su propia revolución.

Vimos esto en el levantamiento masivo del pueblo venezolano. Una alianza cívico-militar revocó el golpe de estado del 11 de abril de 2002, apoyado por Estados Unidos, contra el gobierno de Chávez, tan sólo dos días después, el 13 de abril. De esta manera se hizo legendario el eslogan chavista “¡Cada 11 tiene su 13!” El pueblo es capaz de superar incluso la situación más adversa y el obstáculo aparentemente más desesperanzador, al tomar su destino entre sus propias manos.

Esta creciente democracia protagónica de la Revolución Bolivariana va de la mano con el desarrollo de medidas socialistas. Esto ha ido evolucionando a lo largo de los años a un ritmo constante, a pesar de la guerra económica de Washington contra Venezuela. Paralelamente a esta evolución, la democracia protagónica se ha profundizado y ampliado para convertirse, cada vez más, en una característica de la vida diaria del pueblo. Como se expresó anteriormente, el pensamiento de Chávez en este proceso es crucial para ver a la Venezuela de hoy desde su perspectiva: el socialismo no puede ser defendido ni, menos aún, desarrollado sin un sistema político y electoral basado en la democracia protagónica. No obstante, este nivel de desarrollo de la conciencia no está vinculado a las elecciones. Por el contrario, el proceso electoral es sólo una parte de la batalla de ideas que se está llevando a cabo a nivel nacional e internacional a favor del socialismo.

Motivado por la necesidad, desde la muerte de Hugo Chávez, este movimiento político en Venezuela se hace cada vez más “cotidiano” –quizás no literalmente, pero sí muy cerca de ello. Irónicamente, Obama y Trump, al tratar de subvertir la defensa política del pueblo, participativa y protagónica, de la Revolución Bolivariana y de las mayores reservas de petróleo del mundo, han contribuido a impulsar la revolución para transformar la democracia, como dijo Chávez, “sobre todo, en protagónica”. Por lo tanto, la paradoja, Venezuela está ahora anclada en una posición aún más favorable para defender y ampliar su revolución, como lo exponen obviamente los resultados de las elecciones regionales.

La evidente injerencia política estadounidense desde 2002, ejemplificada en el golpe de Estado, se ha convertido en el pan de cada día de otras formas de “poder inteligente”, alimentando el descontento y la crisis en Venezuela. Este enfoque comenzó a tomar forma el 14 de abril de 2013, después de que el presidente Obama se negara a reconocer a Nicolás Maduro como sucesor de Chávez, elegido constitucionalmente. Desde entonces, prácticamente no ha habido tregua en la estrategia de Obama para las relaciones Estados Unidos-Venezuela, entregada a Trump en bandeja de plata. Tan sólo ha cambiado la forma del intento de golpe de Estado de 2002. Se ha convertido en un golpe de Estado en cámara lenta, pero con el mismo propósito: destruir el programa socialista. Metafóricamente, la respuesta es que cada día Venezuela vive con el eslogan “cada 11 tiene su 13”.

Sin embargo, a diferencia del golpe de Estado militar intentado en 2002, ahora el “11” está representado por el golpe de Estado lento que Estados Unidos ha venido fomentando desde abril de 2013 hasta la fecha, mientras que el “13” es la lucha revolucionaria cotidiana de las masas durante todo este tiempo buscando mantener el poder político. Se trataba – y aún se trata– de que los venezolanos sean los autores de su propia revolución, o que la revolución sea derrocada.

¿Y qué papel desempeña la Asamblea Nacional Constituyente en el país?

AA: El primero de mayo de 2017, el gobierno de Maduro tuvo la “osadía” de convocar a elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), para el 30 de julio de 2017. El país estaba al borde de la crisis provocada por Estados Unidos. Era la única salida para lograr el bienestar y la paz de toda la nación. Llegaba el momento de “refundar” la Revolución Bolivariana, como el primer paso que dio Chávez en 1999, con una la nueva Constitución luego de su elección.

Permítame retomar la metáfora del río Rubicón. El éxito de las elecciones para la ANC, su impresionante capacidad de convocatoria y los resultados representan la primera inmersión en el Rubicón: la característica protagónica de la Revolución Bolivariana superó su característica participativa complementaria, llegando así a ser lo que Chávez señaló, “sobre todo”, como la necesidad de ser protagonista y no sólo participativa.

La ANC constituye la máxima expresión de un sistema protagónico por medio del cual gobierna el pueblo. Así, proporciona orientación y confianza para las elecciones regionales sólo dos meses y medio después, con el fin de impulsar la Revolución Bolivariana hasta la otra orilla del río Rubicón. Esta nueva forma de poder popular es la base para la salvaguardia y el desarrollo ulterior del socialismo venezolano.

FUENTE: GLOBALIZACIÓN

https://www.globalizacion.ca/elecciones-regionales-en-venezuela-el-psuv-gana-por-una-mayoria-arrolladora-y-la-oposicion-se-desarticula/

Traçando uma definição de imperialismo na etapa do capitalismo global e financeiro pós-2008

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: America latina en movimiento mujeres

Venho trabalhando com o tema da globalização financeira desde agosto de 2008, no auge da “crise”- ao qual denomino farsa com nome de crise – originada pela bolha imobiliária dos EUA e a consequente liquidação de hipotecas sem lastro. Não foi a primeira “crise” da era pós Guerra Fria embora tenha sido aquela a afetar o planeta após os ataques de 11 de setembro de 2001. A partir daquele momento, decidi dedicar parte do esforço analítico para conectar algumas variáveis fundamentais para a escala de dominação planetária deste mundo pós-2008.

Uma variável de fundamento é o conceito de imperialismo e a necessidade de sua revisão. Estando na América Latina e lecionando na ciência política e nas relações internacionais, automaticamente nos colocamos em uma posição polarizada quanto aos Estados Unidos e as capacidades de projetar outras inserções no Sistema Internacional distantes do eixo anglo-saxão e da Europa unificada. Ao mesmo tempo, a noção realista nos faz evitar qualquer adesão às posições da Rússia, Índia e menos ainda da China. Para nosso caso, observando as relações assimétricas de poder global a partir do Brasil como país líder continental, é possível manobrar dentro de um guarda chuva dos BRICS, mas reconhecendo a existência de um imperialismo chinês em escala global e projeções afins dentro e fora da Eurásia para estas três potências.

Com todas estas ressalvas, vemos como essencial interpretar o conceito de imperialismo globalizado e financeiro. Este se manifesta desde formas mais grosseiras, como uma invasão militar, até o objeto de estudo o qual este texto se vincula, as relações complementares e subordinadas de Transnacionais (TNCs), paraísos fiscais, capital financeiro como forma de acumulação selvagem contemporânea, endividamento securitizado de populações inteiras e a existência de uma soma nefasta de elites orgânicas agindo através de portas giratórias em escala nacional e transnacional, a serviço e se locupletando da versão atual do neoliberalismo.

Tal sistema de dominação opera através de uma dimensão complementar de inteligência e espionagem eletrônica – e a quebra de sinais, sigint -, o aval jurídico-político e por que não ideológico de mídia especializada (como o papel do “jornalismo” econômico), das agências de análise de “risco”, das recomendações dos organismos ainda originários de Bretton Woods (como o FMI e o Grupo Banco Mundial), dos operadores “nacionais” vinculados aos volumosos e pouco ou nada regulados fundos de tipo hedge e o conjunto de instrumentos de acumulação através do chamado shadow banking. Na ponta, agindo em cada sociedade concreta, observamos a internalização de interesses externos (imperialistas) como nos acordos de Cooperação Jurídica Internacional, os institutos e think tanks da “nova” direita (que se alastram como metástase na América Latina), a captura das instituições do Estado capitalista – diminuindo a pouca margem da democracia de massas – e ampliando tanto os espaços de mercado – marketização –, como a privatização de recursos, empresas e patrimônios coletivos (como as reservas de recursos naturais) e a constante pressão da maior parte do topo da pirâmide de nossas sociedades em serem absorvidas como sócias minoritárias da distopia do capitalismo global com “liberdade e eficiência” de mercado.

Na dimensão da meta permanente, o modus operandi em escala mundo, vemos a concentração cada vez maior de TNCs – dentre estas incluem conglomerados chineses, russos, indianos e até há pouco tempo atrás, brasileiros – cuja capacidade de interconexão é inversamente proporcional à preservação dos recursos não renováveis do planeta e os biomas. A internacionalização de cadeias secundárias de suprimentos, a interdependência subordinada de mercados inteiros e sociedades concretas – como na venda no mercado futuro de safras agrícolas e a dolarização de produtos primários – e uma produção científica piramidal onde a circulação de pesquisa cientifica é também inversamente proporcional ao segredo industrial e a capacidade de pesquisa e desenvolvimento com conteúdos nacionais definem um planeta onde os conglomerados de capitais cruzados e controle acionário múltiplo, mas subordinado a centros decisórios externos, aumentam as fragilidades de cada país e fazem da soberania decisória uma meta cada vez mais distante.

Este conjunto complexo tem na acumulação selvagem de riqueza através de compromissos de resgate – títulos, papéis, instrumentos financeiros – e depósitos ultramarinos um autêntico cassino global protegido por legislação específica em territórios com jurisdições especiais. São beneficiários deste mecanismo tanto indivíduos como empresas, podendo ser considerado o depósito em “paraísos” a forma contemporânea de enriquecimento. Os valores que acumulam nestas jurisdições evadem tanto do fisco de países – e por tanto não se transformam em políticas públicas ou financiamento do aparelho de Estado – como tampouco aumentam a renda média das sociedades. É justamente o contrário. O modelo de acumulação financeira e a ação do imperialismo em sua etapa de globalização pós-2008 vê o aumento de circulação da “indústria financeira” não regulada, fazendo com que a riqueza não seja sequer oriunda especificamente de exploração de mão de obra e extração de mais valia. O capitalismo atual já não necessita gerar um volume de trabalho vivo e de emprego direto volumoso e sim subordinar as sociedades para fins privados em nome do “crescimento” de alguns setores ou da “estabilidade”.

A ausência de trabalho vivo e o sequestro da capacidade extrativa dos Estados aumenta a lacuna de representação e a captura dos bens coletivos pelos entes privados, sendo que seus representantes estão dentro e fora dos governos de turno e das tecnocracias de carreira. Como se observa, a complexidade do imperialismo contemporâneo nos obriga a desafios teóricos e organizativos de vulto.

LIDE: É preciso caracterizar a ação do imperialismo no século XXI tanto nas chamadas “revoluções coloridas” como em seus efeitos subsequentes, com a internacionalização de empresas nacionais, a cessão de patrimônio coletivo e a exploração desenfreada de recursos naturais não renováveis. A meta permanente é a financeirização das economias subordinando a vontade soberana de sociedades concretas. Nesta ação conjunta e combinada, a opinião pública é atingida de forma estrutural.

OLHO: A capilaridade da internet e manipulação de Big Data pelos provedores estadunidenses implicam na frágil soberania das sociedades civis latino-americanas.

– Bruno Lima Rocha é doutor em ciência política pela UFRGS e professor de relações internacionais da UNISINOS. E-mail: blimar@unisinos.br

Emirates encarga la construcción de 40 Boeing 787 por US$ 15,100 millones

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: Gestión Perú Último Momento

Dubái .- La aerolínea Emirates anunció hoy que ha encargado la construcción de 40 aviones del modelo 787-10 Dreamliner al fabricante estadounidense Boeing por un valor total de US$ 15,100 millones.

El anuncio fue realizado durante la inauguración de la feria de aviación 2017 Dubai Airshow, que comenzó hoy en la ciudad, con la presencia del vicepresidente y primer ministro emiratí, Mohamed bin Rashid al Maktoum, según un comunicado de la empresa.

Los 40 aviones, que serán entregados a partir de 2022, servirán en parte para rejuvenecer la flota de la compañía y para ampliarla ante sus planes de crecimiento.

El pedido de hoy se suma a la compra de 150 aviones Boeing 777, anunciada en 2013, que serán entregados a partir de 2020, según la nota.

(Fuente: EFE)

Más de 200 mil chilenos se suman al endeudamiento bancario en sólo un año

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: América Economía

Santiago. La cantidad de habitantes chilenos endeudados con la banca que opera a nivel nacional alcanza 5,8 millones a agosto de 2017, lo que significa un aumento de 3,5% según un informe elaborado por Chiledeudas en base a los últimos datos entregados por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF). Es que, en igual período de 2016, el número llegaba a 5,6 millones, por lo que se sumaron más de 200.000 personas al sistema.

Considerando los montos totales de obligaciones financieras, el director de Chiledeudas, Guillermo Figueroa, detalla que se expandieron 4,5% hasta los US$222.221 millones, recordando que cerca del 50% de los habitantes del país tienen algún compromiso crediticio, de los cuales una parte relevante se encuentran en morosidad, esto es, 4,3 millones de personas.

Figueroa aconseja que “el consumidor tiene que controlar su parte emocional y saber que un endeudamiento responsable corresponde al 25% del monto de su ingreso. Si está entre el 30% y 50% de sus entradas mensuales, se encuentra en un umbral peligroso, pero todavía cuenta con un margen de maniobra que le permitirá, con pequeños ajustes, regresar a un nivel saludable”.

Por tipo de cartera. El crédito de consumo es el más usado por los chilenos, con 3,5 millones de personas, lo que representa un crecimiento de casi 100.000 habitantes del paísmás con este tipo de compromiso financiero en agosto de este año. Tomando en cuenta los montos implicados en las operaciones, la expansión es de 6,5%, anotando US$28.671 millones.

Si bien muchas de los créditos de consumo tomados son para proyectos personales como la ampliación del hogar, una parte no menor es utilizada por medio de préstamos exprés cuando los ingresos familiares no alcanzan para vivir, es decir, para alimentación, vestimenta y/o otros gastos.

Respecto a los créditos hipotecarios, son más de 1 millón de habitantes nacionales los que cuentan con este tipo de deuda, con montos que hasta la última medición elaborada por Chiledeudas con datos de la SBIF se expandieron 10% computando US$66.653 millones. En vista de las cifras, los préstamos para vivienda aumentaron fuertemente en solamente un año, siendo una de las causas principales el boom inmobiliario que experimenta el país.

Asimismo, la cartera comercial, que son los créditos a empresas, subió hasta aproximadamente 1,3 millones de colocaciones, con montos que se alzaron en US$126.827 millones, exhibiendo un crecimiento muy leve que muestra que los actuales vaivenes económicos tienen paralizadas una serie de inversiones de las compañías a nivel país.

En tanto, nada más que entre las regiones Metropolitana, de Valparaíso y del Biobío concentran la mitad de esta deuda bancaria nacional.

Delegación de la Isla asistirá a reunión ministerial sobre juventud en Moscú

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: Cuba Juventud Rebelde

Una delegación encabezada por Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), partió este martes hacia Moscú, la capital rusa, para participar en una reunión ministerial internacional de responsables de las instituciones que se ocupan de la implementación de políticas de juventud.

El encuentro, que sesionará del 12 al 14 de este mes, constituye la antesala del 19no. Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, que acogerá ese país a partir del próximo domingo, y al cual dedicará la importante reunión gubernamental la última jornada de intercambio.

Este cónclave, que unirá a representantes de casi todos los países del orbe, prevé como temas centrales de análisis la educación, la ciencia, la ecología, el medio ambiente y la seguridad internacional, siempre enfilados a la protección de las nuevas generaciones.

Minutos antes de partir a la cita, la Primera Secretaria de la UJC destacó la trascendencia del encuentro para exponer las principales experiencias de la Mayor de las Antillas sobre estos temas, en especial los relacionados con la educación y la ciencia, en los que Cuba ha mostrado una constante preocupación por sus hijos más jóvenes desde el mismo triunfo de la Revolución, en enero de 1959.

Agregó que esta será otra oportunidad para intercambiar proyectos y conocer también sobre las realidades que viven otros jóvenes del planeta, cuyos derechos no pocas veces son vulnerados. «Nos pronunciaremos por un futuro promisorio, lleno de inclusión, seguridad plena y con un marcado compromiso social para nuestros niños, adolescentes y jóvenes, quienes también están aportando a la construcción de un mundo mejor».

Comparte esta noticia

Despedida cederista

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: Cuba Juventud Rebelde

La zona No. 136 del consejo popular Camilo Cienfuegos, en el municipio de La Habana del Este, en la capital, fue el sitio escogido este martes para que los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) dijeran adiós, en nombre de todo el pueblo, a la delegación cubana que participará en el 19no. Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, que comenzará el próximo día 15 en la ciudad rusa de Sochi.

Omara Durand, multipremiada atleta a nivel mundial y una de las delegadas a la cita juvenil, mereció el Premio del Barrio este año y la ocasión fue propicia para que lo recibiera de manos de Carlos Rafael Miranda, coordinador nacional de los CDR.

Además, el Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, a través de su segundo secretario, Ronal Hidalgo Rivera, y como muestra del trabajo conjunto de ambas organizaciones, entregó la bandera cubana a tres zonas de ese consejo popular con labor destacada.

En otro momento significativo de la actividad, fueron distinguidos con los pulóveres de la delegación cubana al Festival tres jóvenes del Camilo Cienfuegos, candidatos a integrar el Destacamento Juvenil 9no. Congreso por su activismo incansable al frente de sus barrios.

Los participantes en la cita mundial recibieron de ese consejo popular, además de muy buenos deseos y criterios para llevar a Sochi, fotos del líder histórico de la Revolución que pusieron en alto durante la actividad.

María Elena Fadraga Martínez, presidenta del CDR 5 de la zona, dijo a los delegados, en nombre de la comunidad, que están conscientes de que los muchachos sabrán representar a la juventud cubana de ayer, hoy y siempre, y a muchos cubanos dignos que ofrendaron su vida por Cuba.

Entre la infaltable caldosa, bailes populares e intercambios con los habitantes de la zona, transcurrió la noche que tuvo como cierre un concierto de la agrupación Arnaldo y su Talismán.

Yulaisi Miranda, ganadora de la pasada edición del programa Sonando en Cuba, regaló una canción a los presentes y convocó a los delegados al concierto que ofrecerán todos los artistas invitados al Festival, que tendrá lugar en la noche de este miércoles, en la villa de la delegación.

Comparte esta noticia

Cuba vs. Irma (XV): La recuperación

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: Cuba Juventud Rebelde

Directivos de la Unión Nacional Eléctrica, la ANAP y el gobierno de La Habana comparecen este miércoles en la Mesa Redonda para informar detalles de la recuperación del país por los cuantiosos daños ocasionados por el huracán Irma

Autor:

Directivos de la Unión Nacional Eléctrica, la ANAP y el gobierno de La Habana comparecen este miércoles en la Mesa Redonda para informar detalles de la recuperación del país por los cuantiosos daños ocasionados por el huracán Irma. El programa contará también con reportes de diversos territorios.

Cubavisión, Cubavisión Internacional, Radio Habana Cuba, el canal de YouTube y la página de Facebook de la Mesa Redonda transmitirán en vivo este programa desde las 7:00 p.m. El Canal Educativo lo retransmitirá al final de su emisión del día.

Comparte esta noticia

Con humildad, Perú cocinó un equipo que sueña con Rusia 2018

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: Gestión Perú Último Momento

AFP.- Decía Michel Platini que un equipo de fútbol representa una cultura, una manera de ser. Así como su gastronomía, Perú no tiene individualidades sino ingredientes humildes que, juntos, resultan platos deliciosos. Sin estrellas, el DT Ricardo Gareca armó un equipo que todavía sueña con Rusia-2018.

Tras anotarse para el repechaje, deberá primero batir a Nueva Zelanda en duelos de ida y vuelta en la primera quincena de noviembre, y romper un ayuno de 36 años: invitados al Mundial de 1930, llegó por méritos propios a México 1970, Argentina 1978 y España 1982. Luego sólo coleccionó amarguras e indigestiones.

Con el empate 1-1 en casa ante Colombia, eso sí, no ha logrado quebrar la maldición: Perú no le gana en su templo a la escuadra cafetera desde 1981, precisamente desde la última vez que fue a una Copa del Mundo.

Hoy Perú espera devorar el platillo del triunfo. Uno que ensayó por décadas y que se le quemó varias veces en el horno sin siquiera estar listo.

Energía de las calles

En las eliminatorias a Brasil-2014, Perú llegó muerto a su último partido con Bolivia tras una campaña del terror. Era un día más en Lima. Pero este martes, las avenidas y plazas estaban teñidas de blanco y rojo, los colores de la bandera peruana. Perú era una fiesta.

Ejecutivos con el traje y la camiseta de la selección, gente en la calle yendo a sus trabajos vistiendo la blanquiroja, policías haciendo sonar el silbato con los ritmos de las barras, mientras dirigían en tránsito. Programas de televisión con personas danzando “Moscú”, aquel ‘hit’ de 1979 de los alemanes “Dschinghis Khan”.

En los Andes y la Amazonía, los militares y policías de distintos cuarteles alejados de Lima enviaban sus saludos. Hasta el presidente, Pedro Pablo Kuczynski, se entusiasmó y dijo que decretaba mediodía no laborable. Luego tuvieron que aclarar que los permisos recién iniciaban a las 16H00 horas.

Las entradas para el Perú-Colombia en el Estadio Nacional de Lima se agotaron 3 horas después de que se pusieran a la venta vía internet, con gente que hizo filas virtuales que superaban en hasta 10 veces el aforo de 40.000 que tiene el Estadio Nacional. La barra colombiana era un pequeño punto que se perdía en el mar rojo.

La humildad

“Es el desafío más importante de mi vida”, dijo Ricardo Gareca cuando asumió el mando en marzo de 2015. Buscó lo mejor que Perú tenía en medio de un campeonato nacional de bajo nivel competitivo, clubes de fútbol con deudas económicas y con un terrible desempeño en torneos internacionales.

Tras un inicio con tropezones, donde recurrió a los mismos de siempre, el ‘Tigre’ prescindió de las ‘vacas sagradas’ y apostó por un equipo casi renovado, con jóvenes de las canteras y de equipos humildes. Esta parte del proceso fue dura, porque la prensa especializada demandaba resultados inmediatos y hasta pedía su cabeza.

Pero Gareca mantuvo la serenidad y ‘se casó’ con sus elegidos, muchas de ellos poco conocidos y jóvenes.

Tomó como base el equipo de la Sub-20 que no clasificó al Mundial de Turquía en 2013. En aquella ocasión un jovencito Edison ‘Orejas’ Flores, decía: “No pudimos clasificar pero vamos a dar qué hablar. Ahorita no, pero vamos a dar que hablar”, aseguró quien hoy milita en el Aalborg BK de Dinamarca.

Gareca descubrió a Christian Cueva, quien pasaba por un mal momento en Alianza Lima y hoy es estrella en el Sao Paulo de Brasil. Y al ‘Orejas’, goleador de la selección después del destacado Paolo Guerrero.

También al portero Pedro Gallese, de notable actuación en el empate frente a Argentina a quien un comentarista argentino alguna vez lo calificó de arquero “medio pelo”, pero que no dejó pasar una bola albiceleste en el empate en La Bombonera.

Decía el exmundialista Germán Leguía que el equipo de Gareca era como un auto antiguo compitiendo con vehículos deportivos. Pero que en esta ocasión se transformó en una especie de “Cupido Motorizado” que dio pelea. No tenía individualidades pero tenía corazón.

“Tú los ves y son sencillísimos. Cuando les preguntaban por los triunfos ellos decían: aún no hemos ganado nada porque si no clasificamos no sirve. Esa es la viva imagen de su mentor, Gareca”, aseguró a la prensa.

Este es el inicio de un nuevo camino. Aún queda Nueva Zelanda. Como ocurrió tras el 2-1 frente a Ecuador en Quito, en medio de la celebración, Gareca miró a uno de sus jugadores, se llevó un dedo a la cabeza y le dijo: “Piensen”.

Países de América Latina y el Caribe apuestan por políticas agroambientales para lograr una producción de alimentos más sostenible

Esta NOTICIA fue originalmente compartida en Mi Aula Virtual Latinoamérica Noticias

Fuente: FAO medio ambiente y recursos naturales

Con el apoyo de FAO y del Gobierno de Brasil, por medio del Programa de Cooperación Internacional, se realiza en Panamá el Taller Regional sobre Indicadores para Políticas Agroambientales en America Latina y el Caribe.

Foto: Palova

Panamá, 28 de septiembre de 2017 – Representantes de ocho países de América Latina y el Caribe se reúnen en Panamá para compartir avances en el proceso de socialización e implementación de las Directrices Voluntarias para Políticas Agroambientales, con la finalidad de responder a los distintos desafíos de la Agenda de Desarrollo 2030 e identificar indicadores que permitan el seguimiento y  verificación de su implementación. 

En el marco del Taller Regional sobre Indicadores para Políticas Agroambientales en América Latina y el Caribe, representantes de gobierno y de distintos sectores de agricultura y medio ambiente de Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, México, Panamá y Paraguay realizan un análisis sobre las medidas planteadas en las Directrices Voluntarias para Políticas Agroambientales en América Latina y el Caribe

La riqueza de recursos naturales de América Latina y el Caribe es sin duda clave para la sostenibilidad ambiental del mundo. De acuerdo a la FAO, la región representa el 15 por ciento de la superficie terrestre,  recibe el 30 por ciento de la precipitación pluvial y genera el 33 por ciento del agua del planeta. 

“Los desafíos climáticos, la pérdida de biodiversidad terrestre y marina, la pobreza rural y la inseguridad alimentaria y nutricional, requieren acciones coordinadas a fin de compatibilizar la conservación de los ecosistemas y de los recursos naturales que sustentan la producción de alimentos, con un crecimiento económico socialmente equitativo”, subrayó Vera Boerger, Oficial de Tierras y Aguas de la FAO. 

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2030 reconocen la importancia de los sistemas alimentarios sostenibles y las nuevas formas de trabajar la tierra y gestionar los recursos naturales en la construcción de un futuro viable para la humanidad. 

Las Directrices contribuyen a los ODS y presentan sinergia con varios indicadores propuestos, en especial de los Objetivos 2 (Hambre cero); 13 (Acción por el clima); 14 (Vida submarina) y 15 (Vida de ecosistemas terrestres). 

Los lineamientos establecidos en las Directrices Voluntarias para Políticas Agroambientales en la región promueven la integración y articulación de políticas de ambiente, agricultura, ganadería, forestal, de pesca y acuicultura y el ordenamiento territorial para favorecer procesos más y mejor articulados de planificación y gobernanza que aseguren la sostenibilidad en la producción de alimentos y la gestión de los recursos naturales. 

Por otro lado, generar indicadores para dar seguimiento a políticas agroambientales contribuirá a fortalecer la toma de decisiones en política,  gestión pública y privada agroambiental, fortaleciendo la implementación de lineamientos y medidas propuestas en las Directrices, posibilitando la identificación de nuevas perspectivas y desafíos, así como también, mejorando mecanismos de fiscalización. 

“Una vez definidos los indicadores en el marco de las Directrices, el reto es avanzar en su implementación, para lo que se requiere una alianza entre los ministerios de Agricultura y Ambiente y el desarrollo de incentivos económicos y financieros que logren aplicar medidas agroambientales para avanzar hacia una agricultura más sostenible, tanto en agricultura familiar como en agronegocios”, destacó Juliana Simões, Viceministra de Medio Ambiente de Brasil.

El taller es parte de las actividades desarrolladas por el proyecto regional llevado a cabo por la FAO y el Gobierno de Brasil para el fortalecimiento de las políticas agroambientales en la región, en el marco del Programa de Cooperación Internacional. El evento cuenta con la colaboración del Ministerio de Desarrollo Agropecuario y la Representación de FAO de Panamá. Iniciado en el 2012, el  proyecto fortalecimiento de las políticas agroambientales contribuye como una herramienta para la reducción de la pobreza rural y la inseguridad alimentaria en países de la región.  La iniciativa cuenta con el apoyo del Ministerio del Medio Ambiente de Brasil

Para Jessica Casaza, coordinadora del proyecto: “El diálogo y análisis para la definición y el desarrollo metodológico de los indicadores de políticas agroambientales apoya a los países en el proceso de apropiación de las Directrices Voluntarias y aplicación de medidas agroambientales”. 

El diálogo entre representantes de los países que se promoverá en Panamá generará importantes contribuciones para la implementación de las Directrices en América Latina y el Caribe. 

“Existe una necesidad urgente de adoptar modelos de producción más sostenibles con la finalidad de frenar el deterioro de los ecosistemas y los recursos naturales, y que garantice la seguridad alimentaria y nutricional de las poblaciones”, señala Jessica Casaza. 

Panamá: modelos de producción sostenible y desafíos ambientales 

En Panamá, como resultado de la elaboración del Diagnóstico y Análisis de Políticas Agroambientales, en una primera fase, y del proceso de socialización de las Directrices y la revisión de la Propuesta de Indicadores Agroambientales, en una segunda fase; se concluye que es urgente la adopción de modelos de producción sostenible en el sector agropecuario y  considerar los desafíos ambientales en la definición de estrategias de desarrollo agrícola. 

Las áreas temáticas priorizadas en el análisis fueron: Educación, extensión agropecuaria y sensibilización; Elementos económicos y financieros para el fomento del enfoque agroambiental; Planificación y Ordenamiento Territorial; Incorporación del enfoque ambiental en la institucionalidad agropecuaria. 

En noviembre del 2016, se realizó una revisión de la propuesta de Indicadores Agroambientales donde los participantes en las mesas de diálogo efectuaron observaciones sobre su aplicación a la realidad nacional, la necesidad de asignación de recursos para la integración del enfoque agroambiental y los indicadores, en las políticas y programas de gobierno. 

Al referirse a la Gobernanza en materia de las políticas agroambientales, se concluyó que existe un marco normativo sobre la participación social y criterios ambientales prioritarios que sirve para orientar las acciones pertinentes.  Se recomendó,  en materia de cambio climático, incluir un indicador sobre las acciones a nivel de la empresa privada, dado que en su mayoría los instrumentos están dirigidos hacia las acciones de gobierno. 

Directrices Voluntarias

Las Directrices Voluntarias para las Políticas Agroambientales en América Latina y el Caribe han sido preparadas por medio de un intenso y amplio proceso de consultas y debates entre distintos sectores de gobierno y especialistas de varios países de la región, así como con el aporte de sectores como representantes de organizaciones de agricultores, organizaciones ambientales y sociedad civil. 

Las Directrices se constituyen en un aporte importante para promover una agricultura más sostenible, con incidencia en las actividades agropecuaria, forestal, pesquera y acuícola. “Estamos promoviendo las Directrices Voluntarias como guías orientadoras para mejorar las políticas bajo un enfoque agroambiental vinculando sociedad, territorio, medioambiente y economía de manera más integrada y armónica, en un marco de institucionalidad inclusiva, y actualmente debatiendo la definición de indicadores en vinculación a procesos y estándares existentes, en especial indicadores de los ODS”, concluye Jessica.

¡Oportunidad!… ¿la sabremos aprovechar? (I)

(I parte)

El hecho de que no podamos “conocer plenamente” la realidad no es, pues, solo un signo de la limitación de nuestro conocimiento sino indicación de que la realidad misma es “incompleta”, abierta, una actualización del proceso virtual subyacente del Devenir”.

Slavoj Zizek

A 100 años de la revolución de octubre de 1917, una mirada retrospectiva nos sirve de referente para analizar la evolución de nuestros propios y actuales procesos sociales y políticos. Nuevas lecturas, otras visiones, diferentes perspectivas, nos ilustran sobre ese acontecimiento y nos dan luces para reinterpretar nuestra realidad.

 

En la Rusia de finales de siglo XIX y principios del XX, el acelerado desarrollo del capitalismo creó una formidable y poderosa clase obrera y un proletariado industrial que irrumpió con una fuerza avasalladora en la vida semi-feudal y clerical de ese imperio dominado por el zarismo. Una entusiasta e instruida intelectualidad influida por ideas liberales, socialistas y comunistas se puso al frente de la revolución obrera y campesina que se llevó por delante a una débil burguesía que no estaba preparada para tamaño reto. La primera guerra mundial sirvió de marco épico y trágico para el triunfo de los insurrectos. Sin embargo, la cultura proletaria –internacionalista y colaborativa– no era todavía una construcción real y efectiva entre las masas obreras; era un sentimiento, algo instintivo, más que una posición consciente y práctica. El debate sobre la “guerra defensiva” y la “guerra inter-imperialista” que antecedió al acuerdo (“casi” una claudicación) entre rusos y alemanes en Brest-Litovsk, dejan ver que sólo muy pocos dirigentes bolcheviques tenían la suficiente claridad sobre el horizonte y la situación internacional de la lucha de clases. Las herencias y tradiciones nacionalistas, religiosas e individualistas, fuertemente ancladas entre los campesinos y pueblos sometidos por el imperio zarista, terminaron por imponerse (e incluso, hoy reviven con más fuerza como expresión de “raíces culturales”). Los intelectuales más consecuentes fueron derrotados y aislados del proceso, y una cúpula de funcionarios y burócratas se puso al frente del aparato estatal anulando y destruyendo las formas democráticas de poder obrero-campesino que se habían construido en los momentos de fervor revolucionario.

 

El trabajo colectivo, el esfuerzo de los trabajadores y labriegos, el sacrificio libertario y la lucha nacionalista frente a los imperios occidentales, fueron insumos durante varias décadas para electrificar e industrializar el país, mejorar el nivel de vida de millones de personas, derrotar al fascismo alemán en la segunda guerra mundial y, durante un tiempo, alentar y estimular a los trabajadores y pueblos oprimidos del mundo en la búsqueda de una alternativa superior al capitalismo. Sin embargo, el impulso inicial se perdió y el capitalismo se filtró por los diversos tejidos de la sociedad y asumió nuevas formas en la vida de esa sociedad, no sin producir enormes tragedias y dolores en el alma de esos pueblos.

 

Quedan las enseñanzas que siguen elaborándose con base en la evaluación de esa primera gesta triunfante de los trabajadores en esa región del planeta. Entre otras, las graves consecuencias de la deriva autoritaria que produjo millones de muertos y se convirtió en un fardo fatal para el ideario y la causa socialista y comunista. Un sueño justo de búsqueda de igualdad y equidad se convirtió por el camino en una “causa capturada” por una cúpula burocrática y militar; se pasó de un “zarismo blanco feudal” a un “zarismo rojo socialista”, la lucha emancipadora de los trabajadores derivó hacia un nacionalismo ruso con prácticas imperiales presentado como “solidaridad proletaria”. Se intentó transformar “desde arriba” y “a la fuerza” a la sociedad usando un Estado “proletario”, que de proletario tenía muy poco y mucho de burocrático y policial. Ese aparato estatal se separó tanto de la sociedad que aspiraba transformar, que terminó ahogando lo fundamental y básico en el ser humano: la capacidad crítica, la creatividad, la invención, la innovación y la libertad. La supuesta revolución mató el espíritu revolucionario y se suicidó en su intento emancipatorio. Es real y verídico lo ocurrido, y además, se sigue repitiendo en otros ámbitos y regiones.

 

Reflexionando sobre esa experiencia, intentaremos visualizar la evolución de las clases sociales y sectores de clase en Colombia desde 1991 hasta la fecha. En ese año se convocó una Asamblea Nacional Constituyente y se aprobó la nueva Constitución Política vigente, después de firmar acuerdos de paz con el M19 y otras guerrillas. Hoy siguen vigentes en la vida política colombiana muchos de los actores políticos que en esa fecha representaban a diversas clases y sectores de clase; esos actores han sufrido cambios a lo largo de este tiempo y hoy se encuentran frente a un nuevo “momento de oportunidad”. Es importante destacar que han aparecido nuevas formaciones sociales como la “burguesía emergente”, variada, multicolor y con orígenes en economías legales e ilegales, y los “profesionales precariados” (nuevo proletariado), que son jóvenes trabajadores citadinos de nueva generación, que se constituyen en actores sociales de primer nivel pero todavía sin representación política definida. Así mismo, los campesinos, pequeños y medianos productores, las comunidades indígenas y negras y las clases medias, también han ido evolucionando en todos los aspectos. En lo fundamental, el reto que tenemos es el mismo: derrotar a unas clases dominantes que le temen a la democracia, que en forma absoluta están al servicio y subordinadas a la burguesía financiera global, que han sido incapaces de resolver los problemas básicos y vitales de la población colombiana, que han profundizado la exclusión, la desigualdad, la pobreza y la injusticia social, y que en 2018, pueden sufrir su primera derrota histórica (parcial pero significativa) desde los tiempos de Gaitán.

 

Unas preguntas sirven para orientar éste balance y exposición. Ellas son:

 

¿Las fuerzas democráticas y sus expresiones políticas están preparadas para responder con asertividad y capacidad política al momento en que confluyen una serie de circunstancias especiales de carácter global, regional y nacional, tanto en lo económico, social, político y cultural? ¿Acaso la confluencia de la terminación del conflicto armado con las FARC, la crisis profunda de gobernabilidad, la descomposición moral de los partidos políticos tradicionales y de sus nuevas expresiones, la crisis del modelo de desarrollo productivo rentista y extractivista, la grave situación fiscal del Estado, y otras condiciones relacionadas con la justicia, salud, educación, medio ambiente, no son oportunidades para que las clases y sectores de clase subordinados y subalternos logren construir una nueva hegemonía social y política? ¿Podrán esas clases y sectores de clase construir un proyecto social, político y cultural de largo aliento, aprendiendo de las experiencias de países y pueblos vecinos en donde después de una década y media de gobiernos “progresistas” se notan las enormes limitaciones frente a los retos planteados? ¿Podrá el pueblo colombiano aprovechar la oportunidad para dar un salto cualitativo en el terreno de construir nuevas formas de participación democrática o las clases dominantes lograrán canalizar y cooptar a los representantes de esas clases sociales subalternas para mantener intacto su modelo económico de explotación monopólica y su régimen político injusto y excluyente?

 

El ascenso y triunfo de la burguesía transnacional

 

En la Colombia de las últimas 3 décadas del siglo XX y los primeros 17 años del siglo XXI, unos pocos grupos económicos en medio de su ascenso como clase dominante canalizaron importantes recursos del narcotráfico y se convirtieron en una burguesía transnacionalizada, íntimamente ligada a los conglomerados capitalistas de EE.UU. y Europa. La constitución de 1991 se constituyó en la oficialización de su triunfo sobre una débil burguesía industrial que nunca se atrevió a desafiar el poder de los terratenientes e impulsar una verdadera reforma agraria, y menos, nunca retaron al imperio estadounidense para desarrollar (o intentar hacerlo) una economía capitalista relativamente autónoma. El último representante político de esa burguesía industrial, Luis Carlos Galán Sarmiento, fue asesinado por una alianza entre la clase política tradicional y las mafias de narcotraficantes, pero su sacrificio fue utilizado por esa misma burguesía para consolidar su poder. En los años siguientes, esa burguesía transnacional se va a apoderar de las principales empresas creadas en la fase anterior, algunas de ellas estatales o semi-estatales, y las va a privatizar, destruir o compartir con el gran capital global. Casos como la Flota Gran Colombiana, Avianca, Coltejer, Bavaria, Banco Cafetero y otras instituciones financieras del gremio caficultor, son una muestra de esa acción. Solo sobrevivieron Ecopetrol y algunas empresas del sector eléctrico (ISA, ISAGEN) que están hoy en proceso de privatización y entrega al gran capital. Los grandes terratenientes dueños de las mejores tierras mutaron en grandes empresarios capitalistas de la caña de azúcar, ganadería, palma africana y otros productos, pero ante el incremento del conflicto armado interno, esa transformación se detuvo y, sólo ahora, en 2017, al calor del proceso de paz, los planes de inversión en el campo vuelven a tener en la mira a las amplias extensiones de tierra para que –en alianza con corporaciones capitalistas de todo el mundo– se impulse una nueva oleada de inversiones en lo que denominamos el segundo paquete neoliberal. La Orinoquía, el Chocó Bio-geográfico y otras ricas zonas del territorio colombiano están programadas para grandes proyectos agroindustriales, energéticos, gran-minería, turismo internacional y explotación de su formidable biodiversidad.

 

La burguesía transnacionalizada impuso su hegemonía sobre las demás clases y sectores de clase, ensanchó sus inversiones hacia Sudamérica, Centroamérica y los mismos EE.UU. y Europa, y puso a su servicio el aparato estatal que fue hábilmente reglamentado en la Constitución de 1991, adobándola con derechos fundamentales y normas garantistas y sociales en el papel, dejándole las manos libres a esa burguesía financiera para trazar la política monetaria, desregular la normatividad laboral, privatizar el sistema de seguridad social (salud y pensiones) y los servicios domiciliarios de las principales ciudades (telecomunicaciones, energía eléctrica, agua potable y aseo), y estimular la educación privada en detrimento de la educación pública a cargo del Estado. El mismo conflicto armado fue instrumentalizado a favor de sus intereses, desplazando y despejando de población indígena, afro-descendiente y mestiza amplios territorios con el impacto de la economía del narcotráfico y la minería ilegal, al calor de una guerra manipulada y controlada que servía de cobertura para sus planes estratégicos. Ahora, así como instrumentalizaron la guerra, manipulan la paz. Presentan los acuerdos con las guerrillas como bases jurídicas y legales para que se desarrollen supuestas aperturas democráticas pero sin tocar la esencia de su modelo económico y, mucho menos, la estructura excluyente de su Estado y régimen político.

 

En el proceso de consolidar su hegemonía, la burguesía transnacionalizada se encontró a principios del siglo XXI con un fenómeno político particular. Un importante sector de los campesinos ricos, recogiendo experiencias anteriores (“chulavitas”), organizó una alianza político-militar, en parte, como reacción a las tropelías de carácter delincuencial que la guerrilla de las FARC desarrolló en ciertas regiones contra ellos, y en parte, como estrategia para apoderarse de nuevas tierras con base en el despojo de campesinos pobres. Esa acción se entroncó con la estrategia paramilitar que las mafias narcotraficantes organizaron en los años 80s con los grandes terratenientes, que obtuvo el apoyo de sectores de la burguesía agraria especialmente ganadera y cafetera de regiones tradicionalmente conservadoras. La burguesía transnacionalizada, en acuerdo con grandes empresas estadounidenses como la Chiquita Brands, la Drummond, Coca-cola y otras, deciden apoyar dicha estrategia y de paso reprimir con violencia a sus trabajadores organizados en sindicatos. Fruto de ese proceso llega a la dirección del Estado Álvaro Uribe Vélez, quien se pone a la cabeza del gobierno durante 8 años a partir de 2002. Éste político logró maniobrar con cierta autonomía e independencia, cooptando parcialmente el aparato del Estado con la consigna de derrotar a las guerrillas por la vía armada y exterminar cualquier expresión política de izquierda. La “refundación del Estado”, la formación de un “Estado comunitario” y la centralización del poder en manos de una pequeña cúpula burocrática y mafiosa, estuvo en desarrollo durante esos 8 años. Amplió la cobertura de los “auxilios monetarios condicionados” (subsidios) para sectores sociales vulnerables (“familias en acción” y otros programas), construyendo un movimiento político clientelista y neo-populista mediante un trabajo frenético de contacto con la población a través de los “consejos comunitarios”. En esa dinámica se desencadena el despojo de tierras de millones de campesinos y la apropiación ilegal de numerosos e importantes baldíos en diversas regiones del territorio nacional. Sin embargo, los estrategas estadounidenses de la globalización se dan cuenta del peligro que representa un proyecto de ese tipo en la región que, así fuera liderado por un gobernante de derechas, podría derivar en una especie de nacional-socialismo que sería un mal ejemplo para otros países. Entonces, deciden –en coordinación con los sectores tradicionales de la oligarquía colombiana– retirarle el apoyo e impulsar más adelante el proceso de paz que está en desarrollo. Sin embargo, el monstruo que ayudaron a crear –que ha derivado hacia un proyecto político de claros ribetes neo-fascistas y neo-populistas– consigue mantener cierto poder, apoyándose en las fuerzas más reaccionarias del país, aglutinando a los terratenientes surgidos del despojo ilegal de tierras, a sectores de la burguesía emergente que se entronca con las expresiones más retrógradas del viejo conservatismo laureanista y, consigue jalonar a sectores sociales que desde posiciones nacionalistas estrechas logran estimular sentimientos racistas, homofóbicos y clericales. Éste proyecto “uribista” es similar a lo que actualmente impulsa Trump en EE.UU., como reacción a la globalización neoliberal que afectó a “sociedades cerradas” que sufrieron el deterioro de sus privilegios tradicionales. También mantiene fuerza entre amplias capas de la población permeada por la economía del narcotráfico y la cultura “traqueta”.

 

El fenómeno del “uribismo”, que derrotó en las elecciones del Plebiscito del 2 de octubre de 2016 a las “fuerzas de la paz”, adelantándose al “Brexit” inglés y a la elección de Trump, sólo se explica como la reacción de sectores sociales afectados por la globalización neoliberal que, en el caso de Colombia, son encabezados por la burguesía agraria conservadora, que a pesar de que tiene contradicciones con los intereses de la burguesía transnacionalizada y con el imperio estadounidense y europeo, no es capaz de aliarse con los pequeños y medianos productores para enfrentar esas políticas, sino que utiliza sus luchas para obtener subsidios y prebendas coyunturales del gobierno, sin poder ni querer trazarse una política progresiva frente a los grandes terratenientes, y prefiere, entonces, utilizar la lucha contra las guerrillas “izquierdistas” para fortalecer la capacidad de esas fuerzas obtusas y retrógradas en la disputa por el control del Estado. En esa tensión, la insurgencia armada en su proceso de degradación político y militar fue convertida en motivo y excusa para impulsar esa reacción rancia y atrasada (hoy, después del desarme de las FARC, se utiliza en remplazo la “amenaza castro-chavista). Su aspiración es impedir cualquier tipo de acuerdo en torno al tema de tierras y oponerse a la más mínima democratización del régimen político, por cuanto son conscientes que, una verdadera reforma política se puede convertir en una oportunidad y canal por donde se desencadene la acción de nuevas fuerzas sociales y políticas que puedan poner en peligro su poder monopólico sobre la tierra y su régimen político oligárquico y excluyente.

 

Esa contradicción política entre la burguesía transnacionalizada (imperial), por un lado, y por el otro, los grandes terratenientes y burguesía agraria, está en proceso de transacción por la vía conservadora y reaccionaria. Una vez se logró la desmovilización y el desarme de las principales fuerzas guerrilleras como las FARC, los acuerdos firmados en La Habana en torno a la tierra, reforma política y justicia transicional, que aunque ya eran bastante limitados, están sufriendo recortes sustanciales para tranquilizar a los terratenientes e integrarlos al programa de inversiones que se ha trazado el gran capital en la fase de “post-conflicto”. El plan es garantizar algunos aspectos de los “acuerdos de paz” que faciliten la asimilación institucional de los activos más importantes de las FARC y, posteriormente, del ELN y otros grupos, pero blindar los privilegios de las clases dominantes y mantener su control político incólume.

 

Lo que se puede evidenciar en la actualidad es que el mantenimiento de las condiciones materiales que generan violencia estructural (legal e ilegal), como la economía del narcotráfico, el monopolio de la tierra fértil, la entrega ominosa de la riqueza nacional al gran capital transnacional, la exclusión política, el tratamiento violento y criminal de la resistencia popular a dichos planes (asesinato selectivo de dirigentes sociales), el recorte sistemático de las consultas populares y la consulta previa a las comunidades indígenas y afros, todo ello y mucho más, impide la consolidación de una verdadera paz y crea las condiciones para que los territorios desocupados por las guerrillas y otros territorios, se conviertan en escenario de nuevas guerras, más sordas y sórdidas, más degradantes y descompuestas, que en gran medida, ya se viven en regiones como Urabá, Costa Caribe, Antioquia, Chocó, Nariño y la Costa Caucana.

 

Popayán, 4 de septiembre de 2017

Próxima entrega: La burguesía burocrática y su papel frente a las clases subalternas

E-mail: ferdorado@gmail.com / Twitter: @ferdorado

¡Oportunidad!… ¿la sabremos aprovechar? (I)

(I parte)

El hecho de que no podamos “conocer plenamente” la realidad no es, pues, solo un signo de la limitación de nuestro conocimiento sino indicación de que la realidad misma es “incompleta”, abierta, una actualización del proceso virtual subyacente del Devenir”.

Slavoj Zizek

A 100 años de la revolución de octubre de 1917, una mirada retrospectiva nos sirve de referente para analizar la evolución de nuestros propios y actuales procesos sociales y políticos. Nuevas lecturas, otras visiones, diferentes perspectivas, nos ilustran sobre ese acontecimiento y nos dan luces para reinterpretar nuestra realidad.

 

En la Rusia de finales de siglo XIX y principios del XX, el acelerado desarrollo del capitalismo creó una formidable y poderosa clase obrera y un proletariado industrial que irrumpió con una fuerza avasalladora en la vida semi-feudal y clerical de ese imperio dominado por el zarismo. Una entusiasta e instruida intelectualidad influida por ideas liberales, socialistas y comunistas se puso al frente de la revolución obrera y campesina que se llevó por delante a una débil burguesía que no estaba preparada para tamaño reto. La primera guerra mundial sirvió de marco épico y trágico para el triunfo de los insurrectos. Sin embargo, la cultura proletaria –internacionalista y colaborativa– no era todavía una construcción real y efectiva entre las masas obreras; era un sentimiento, algo instintivo, más que una posición consciente y práctica. El debate sobre la “guerra defensiva” y la “guerra inter-imperialista” que antecedió al acuerdo (“casi” una claudicación) entre rusos y alemanes en Brest-Litovsk, dejan ver que sólo muy pocos dirigentes bolcheviques tenían la suficiente claridad sobre el horizonte y la situación internacional de la lucha de clases. Las herencias y tradiciones nacionalistas, religiosas e individualistas, fuertemente ancladas entre los campesinos y pueblos sometidos por el imperio zarista, terminaron por imponerse (e incluso, hoy reviven con más fuerza como expresión de “raíces culturales”). Los intelectuales más consecuentes fueron derrotados y aislados del proceso, y una cúpula de funcionarios y burócratas se puso al frente del aparato estatal anulando y destruyendo las formas democráticas de poder obrero-campesino que se habían construido en los momentos de fervor revolucionario.

 

El trabajo colectivo, el esfuerzo de los trabajadores y labriegos, el sacrificio libertario y la lucha nacionalista frente a los imperios occidentales, fueron insumos durante varias décadas para electrificar e industrializar el país, mejorar el nivel de vida de millones de personas, derrotar al fascismo alemán en la segunda guerra mundial y, durante un tiempo, alentar y estimular a los trabajadores y pueblos oprimidos del mundo en la búsqueda de una alternativa superior al capitalismo. Sin embargo, el impulso inicial se perdió y el capitalismo se filtró por los diversos tejidos de la sociedad y asumió nuevas formas en la vida de esa sociedad, no sin producir enormes tragedias y dolores en el alma de esos pueblos.

 

Quedan las enseñanzas que siguen elaborándose con base en la evaluación de esa primera gesta triunfante de los trabajadores en esa región del planeta. Entre otras, las graves consecuencias de la deriva autoritaria que produjo millones de muertos y se convirtió en un fardo fatal para el ideario y la causa socialista y comunista. Un sueño justo de búsqueda de igualdad y equidad se convirtió por el camino en una “causa capturada” por una cúpula burocrática y militar; se pasó de un “zarismo blanco feudal” a un “zarismo rojo socialista”, la lucha emancipadora de los trabajadores derivó hacia un nacionalismo ruso con prácticas imperiales presentado como “solidaridad proletaria”. Se intentó transformar “desde arriba” y “a la fuerza” a la sociedad usando un Estado “proletario”, que de proletario tenía muy poco y mucho de burocrático y policial. Ese aparato estatal se separó tanto de la sociedad que aspiraba transformar, que terminó ahogando lo fundamental y básico en el ser humano: la capacidad crítica, la creatividad, la invención, la innovación y la libertad. La supuesta revolución mató el espíritu revolucionario y se suicidó en su intento emancipatorio. Es real y verídico lo ocurrido, y además, se sigue repitiendo en otros ámbitos y regiones.

 

Reflexionando sobre esa experiencia, intentaremos visualizar la evolución de las clases sociales y sectores de clase en Colombia desde 1991 hasta la fecha. En ese año se convocó una Asamblea Nacional Constituyente y se aprobó la nueva Constitución Política vigente, después de firmar acuerdos de paz con el M19 y otras guerrillas. Hoy siguen vigentes en la vida política colombiana muchos de los actores políticos que en esa fecha representaban a diversas clases y sectores de clase; esos actores han sufrido cambios a lo largo de este tiempo y hoy se encuentran frente a un nuevo “momento de oportunidad”. Es importante destacar que han aparecido nuevas formaciones sociales como la “burguesía emergente”, variada, multicolor y con orígenes en economías legales e ilegales, y los “profesionales precariados” (nuevo proletariado), que son jóvenes trabajadores citadinos de nueva generación, que se constituyen en actores sociales de primer nivel pero todavía sin representación política definida. Así mismo, los campesinos, pequeños y medianos productores, las comunidades indígenas y negras y las clases medias, también han ido evolucionando en todos los aspectos. En lo fundamental, el reto que tenemos es el mismo: derrotar a unas clases dominantes que le temen a la democracia, que en forma absoluta están al servicio y subordinadas a la burguesía financiera global, que han sido incapaces de resolver los problemas básicos y vitales de la población colombiana, que han profundizado la exclusión, la desigualdad, la pobreza y la injusticia social, y que en 2018, pueden sufrir su primera derrota histórica (parcial pero significativa) desde los tiempos de Gaitán.

 

Unas preguntas sirven para orientar éste balance y exposición. Ellas son:

 

¿Las fuerzas democráticas y sus expresiones políticas están preparadas para responder con asertividad y capacidad política al momento en que confluyen una serie de circunstancias especiales de carácter global, regional y nacional, tanto en lo económico, social, político y cultural? ¿Acaso la confluencia de la terminación del conflicto armado con las FARC, la crisis profunda de gobernabilidad, la descomposición moral de los partidos políticos tradicionales y de sus nuevas expresiones, la crisis del modelo de desarrollo productivo rentista y extractivista, la grave situación fiscal del Estado, y otras condiciones relacionadas con la justicia, salud, educación, medio ambiente, no son oportunidades para que las clases y sectores de clase subordinados y subalternos logren construir una nueva hegemonía social y política? ¿Podrán esas clases y sectores de clase construir un proyecto social, político y cultural de largo aliento, aprendiendo de las experiencias de países y pueblos vecinos en donde después de una década y media de gobiernos “progresistas” se notan las enormes limitaciones frente a los retos planteados? ¿Podrá el pueblo colombiano aprovechar la oportunidad para dar un salto cualitativo en el terreno de construir nuevas formas de participación democrática o las clases dominantes lograrán canalizar y cooptar a los representantes de esas clases sociales subalternas para mantener intacto su modelo económico de explotación monopólica y su régimen político injusto y excluyente?

 

El ascenso y triunfo de la burguesía transnacional

 

En la Colombia de las últimas 3 décadas del siglo XX y los primeros 17 años del siglo XXI, unos pocos grupos económicos en medio de su ascenso como clase dominante canalizaron importantes recursos del narcotráfico y se convirtieron en una burguesía transnacionalizada, íntimamente ligada a los conglomerados capitalistas de EE.UU. y Europa. La constitución de 1991 se constituyó en la oficialización de su triunfo sobre una débil burguesía industrial que nunca se atrevió a desafiar el poder de los terratenientes e impulsar una verdadera reforma agraria, y menos, nunca retaron al imperio estadounidense para desarrollar (o intentar hacerlo) una economía capitalista relativamente autónoma. El último representante político de esa burguesía industrial, Luis Carlos Galán Sarmiento, fue asesinado por una alianza entre la clase política tradicional y las mafias de narcotraficantes, pero su sacrificio fue utilizado por esa misma burguesía para consolidar su poder. En los años siguientes, esa burguesía transnacional se va a apoderar de las principales empresas creadas en la fase anterior, algunas de ellas estatales o semi-estatales, y las va a privatizar, destruir o compartir con el gran capital global. Casos como la Flota Gran Colombiana, Avianca, Coltejer, Bavaria, Banco Cafetero y otras instituciones financieras del gremio caficultor, son una muestra de esa acción. Solo sobrevivieron Ecopetrol y algunas empresas del sector eléctrico (ISA, ISAGEN) que están hoy en proceso de privatización y entrega al gran capital. Los grandes terratenientes dueños de las mejores tierras mutaron en grandes empresarios capitalistas de la caña de azúcar, ganadería, palma africana y otros productos, pero ante el incremento del conflicto armado interno, esa transformación se detuvo y, sólo ahora, en 2017, al calor del proceso de paz, los planes de inversión en el campo vuelven a tener en la mira a las amplias extensiones de tierra para que –en alianza con corporaciones capitalistas de todo el mundo– se impulse una nueva oleada de inversiones en lo que denominamos el segundo paquete neoliberal. La Orinoquía, el Chocó Bio-geográfico y otras ricas zonas del territorio colombiano están programadas para grandes proyectos agroindustriales, energéticos, gran-minería, turismo internacional y explotación de su formidable biodiversidad.

 

La burguesía transnacionalizada impuso su hegemonía sobre las demás clases y sectores de clase, ensanchó sus inversiones hacia Sudamérica, Centroamérica y los mismos EE.UU. y Europa, y puso a su servicio el aparato estatal que fue hábilmente reglamentado en la Constitución de 1991, adobándola con derechos fundamentales y normas garantistas y sociales en el papel, dejándole las manos libres a esa burguesía financiera para trazar la política monetaria, desregular la normatividad laboral, privatizar el sistema de seguridad social (salud y pensiones) y los servicios domiciliarios de las principales ciudades (telecomunicaciones, energía eléctrica, agua potable y aseo), y estimular la educación privada en detrimento de la educación pública a cargo del Estado. El mismo conflicto armado fue instrumentalizado a favor de sus intereses, desplazando y despejando de población indígena, afro-descendiente y mestiza amplios territorios con el impacto de la economía del narcotráfico y la minería ilegal, al calor de una guerra manipulada y controlada que servía de cobertura para sus planes estratégicos. Ahora, así como instrumentalizaron la guerra, manipulan la paz. Presentan los acuerdos con las guerrillas como bases jurídicas y legales para que se desarrollen supuestas aperturas democráticas pero sin tocar la esencia de su modelo económico y, mucho menos, la estructura excluyente de su Estado y régimen político.

 

En el proceso de consolidar su hegemonía, la burguesía transnacionalizada se encontró a principios del siglo XXI con un fenómeno político particular. Un importante sector de los campesinos ricos, recogiendo experiencias anteriores (“chulavitas”), organizó una alianza político-militar, en parte, como reacción a las tropelías de carácter delincuencial que la guerrilla de las FARC desarrolló en ciertas regiones contra ellos, y en parte, como estrategia para apoderarse de nuevas tierras con base en el despojo de campesinos pobres. Esa acción se entroncó con la estrategia paramilitar que las mafias narcotraficantes organizaron en los años 80s con los grandes terratenientes, que obtuvo el apoyo de sectores de la burguesía agraria especialmente ganadera y cafetera de regiones tradicionalmente conservadoras. La burguesía transnacionalizada, en acuerdo con grandes empresas estadounidenses como la Chiquita Brands, la Drummond, Coca-cola y otras, deciden apoyar dicha estrategia y de paso reprimir con violencia a sus trabajadores organizados en sindicatos. Fruto de ese proceso llega a la dirección del Estado Álvaro Uribe Vélez, quien se pone a la cabeza del gobierno durante 8 años a partir de 2002. Éste político logró maniobrar con cierta autonomía e independencia, cooptando parcialmente el aparato del Estado con la consigna de derrotar a las guerrillas por la vía armada y exterminar cualquier expresión política de izquierda. La “refundación del Estado”, la formación de un “Estado comunitario” y la centralización del poder en manos de una pequeña cúpula burocrática y mafiosa, estuvo en desarrollo durante esos 8 años. Amplió la cobertura de los “auxilios monetarios condicionados” (subsidios) para sectores sociales vulnerables (“familias en acción” y otros programas), construyendo un movimiento político clientelista y neo-populista mediante un trabajo frenético de contacto con la población a través de los “consejos comunitarios”. En esa dinámica se desencadena el despojo de tierras de millones de campesinos y la apropiación ilegal de numerosos e importantes baldíos en diversas regiones del territorio nacional. Sin embargo, los estrategas estadounidenses de la globalización se dan cuenta del peligro que representa un proyecto de ese tipo en la región que, así fuera liderado por un gobernante de derechas, podría derivar en una especie de nacional-socialismo que sería un mal ejemplo para otros países. Entonces, deciden –en coordinación con los sectores tradicionales de la oligarquía colombiana– retirarle el apoyo e impulsar más adelante el proceso de paz que está en desarrollo. Sin embargo, el monstruo que ayudaron a crear –que ha derivado hacia un proyecto político de claros ribetes neo-fascistas y neo-populistas– consigue mantener cierto poder, apoyándose en las fuerzas más reaccionarias del país, aglutinando a los terratenientes surgidos del despojo ilegal de tierras, a sectores de la burguesía emergente que se entronca con las expresiones más retrógradas del viejo conservatismo laureanista y, consigue jalonar a sectores sociales que desde posiciones nacionalistas estrechas logran estimular sentimientos racistas, homofóbicos y clericales. Éste proyecto “uribista” es similar a lo que actualmente impulsa Trump en EE.UU., como reacción a la globalización neoliberal que afectó a “sociedades cerradas” que sufrieron el deterioro de sus privilegios tradicionales. También mantiene fuerza entre amplias capas de la población permeada por la economía del narcotráfico y la cultura “traqueta”.

 

El fenómeno del “uribismo”, que derrotó en las elecciones del Plebiscito del 2 de octubre de 2016 a las “fuerzas de la paz”, adelantándose al “Brexit” inglés y a la elección de Trump, sólo se explica como la reacción de sectores sociales afectados por la globalización neoliberal que, en el caso de Colombia, son encabezados por la burguesía agraria conservadora, que a pesar de que tiene contradicciones con los intereses de la burguesía transnacionalizada y con el imperio estadounidense y europeo, no es capaz de aliarse con los pequeños y medianos productores para enfrentar esas políticas, sino que utiliza sus luchas para obtener subsidios y prebendas coyunturales del gobierno, sin poder ni querer trazarse una política progresiva frente a los grandes terratenientes, y prefiere, entonces, utilizar la lucha contra las guerrillas “izquierdistas” para fortalecer la capacidad de esas fuerzas obtusas y retrógradas en la disputa por el control del Estado. En esa tensión, la insurgencia armada en su proceso de degradación político y militar fue convertida en motivo y excusa para impulsar esa reacción rancia y atrasada (hoy, después del desarme de las FARC, se utiliza en remplazo la “amenaza castro-chavista). Su aspiración es impedir cualquier tipo de acuerdo en torno al tema de tierras y oponerse a la más mínima democratización del régimen político, por cuanto son conscientes que, una verdadera reforma política se puede convertir en una oportunidad y canal por donde se desencadene la acción de nuevas fuerzas sociales y políticas que puedan poner en peligro su poder monopólico sobre la tierra y su régimen político oligárquico y excluyente.

 

Esa contradicción política entre la burguesía transnacionalizada (imperial), por un lado, y por el otro, los grandes terratenientes y burguesía agraria, está en proceso de transacción por la vía conservadora y reaccionaria. Una vez se logró la desmovilización y el desarme de las principales fuerzas guerrilleras como las FARC, los acuerdos firmados en La Habana en torno a la tierra, reforma política y justicia transicional, que aunque ya eran bastante limitados, están sufriendo recortes sustanciales para tranquilizar a los terratenientes e integrarlos al programa de inversiones que se ha trazado el gran capital en la fase de “post-conflicto”. El plan es garantizar algunos aspectos de los “acuerdos de paz” que faciliten la asimilación institucional de los activos más importantes de las FARC y, posteriormente, del ELN y otros grupos, pero blindar los privilegios de las clases dominantes y mantener su control político incólume.

 

Lo que se puede evidenciar en la actualidad es que el mantenimiento de las condiciones materiales que generan violencia estructural (legal e ilegal), como la economía del narcotráfico, el monopolio de la tierra fértil, la entrega ominosa de la riqueza nacional al gran capital transnacional, la exclusión política, el tratamiento violento y criminal de la resistencia popular a dichos planes (asesinato selectivo de dirigentes sociales), el recorte sistemático de las consultas populares y la consulta previa a las comunidades indígenas y afros, todo ello y mucho más, impide la consolidación de una verdadera paz y crea las condiciones para que los territorios desocupados por las guerrillas y otros territorios, se conviertan en escenario de nuevas guerras, más sordas y sórdidas, más degradantes y descompuestas, que en gran medida, ya se viven en regiones como Urabá, Costa Caribe, Antioquia, Chocó, Nariño y la Costa Caucana.

 

Popayán, 4 de septiembre de 2017

Próxima entrega: La burguesía burocrática y su papel frente a las clases subalternas

E-mail: ferdorado@gmail.com / Twitter: @ferdorado



ENLACES

[QckC] [MSI] [Lo Nuevo] [Madres Solas] [SUTESUAEM - Noticias] [Previsión Social] [Ciencias Económico Administrativas]
[
Educación a Distancia] [
Ciencias Sociales] [Ciencias de la Informaci
ón] [México Historia y Cultura]
[Materias de Estudio] [SPCU] [Diplomado SPC] [Documentos SPC] [Foro Permanente SPC] [Enlaces SPC] [Enlaces]

[
Joseacontrera's Blog] [Propósito] [Viajeros] [Mis Viajes] [Fotos] [Música] [Deportes] [Correo] [Curriculum] [Godaddy]


NOTICIAS
[México] [Emprendedores] [SUTESUAEM] [Edomex] [Estados] [Prensa Educativa] [Universities] [Empleo]
[
Trabajo y Sindicatos] [Latinoam
érica] [Estados Unidos] [Unión Europea] [Asia] [África]
[
Joseacontreras Diario] [Derechos Humanos Diario]